El pueblo-prisión de Palmasola

En agosto de 2013 hubo un motín en la cárcel boliviana de Palmasola, en la rica Santa Cruz de la Sierra. Murieron 35 personas, entre ellas un bebé de 18 meses. Algunos analistas hablan de este penal como de “un pueblo” en cuyo interior la corrupción permite la venta de drogas, armas y la violación a los derechos humanos. Se llama centro de rehabilitación, aunqe eso allí no ocurre. El suceso del año pasado llamó la atención del gobierno nacional y generó compromisos para afrontar la situación. “Pasado el estupor, exceptuando la política de indulto, ninguno de los compromisos fue cumplido”.