La derecha salvadoreña intenta desestabilizar

El domingo habrá elecciones presidenciales en El Salvador, donde se estima que, en una segunda vuelta, el FMLN retendrá el poder. La extrema derecha salvadoreña ve con temor este escenario y se visualizan movimientos de desestabilización social, a través de un clima de inseguridad pública y terror. Ante ello, el discurso del histórico Arena, el que tranquiliza el caos, es el de la mano dura, el de la militarización de la seguridad.