El lenguaje desestabilizador

La oposición venezolana busca empujar a Nicolás Maduro a tomar decisiones que lo muestren como intolerante, débil y poco democrático. Intentan, mediante acciones golpistas y desestabilizantes, apoderarse del discurso democrático y ubicar al chavismo en el lugar del totalitarismo.

Campaña fotográfica de desinformación sobre Venezuela

Desde la violencia ocurrida en las calles venezolanas la semana pasada, tras lo cual el mandatario Nicolás Maduro denunció un golpe de Estado en desarrollo, decenas de fotografías han circulado por las redes sociales. Son imágenes que denuncian una supuesta represión hacia la oposición, pero, en realidad, se trata de hechos que ocurrieron en otros lugares del planeta o en otros momentos en el país. Esta campaña de manipulación informativa se suma a los intentos de desestabilización económica contra el gobierno.

Estados Unidos sigue respaldando al golpismo

Tal como sucedió con el golpe de 2002 en Venezuela, en el intento desestabilizador denunciado la semana pasada por el presidente Nicolás Maduro  hubo francotiradores que dispararon a chavistas y antichavistas, se manipuló la información en los medios privados y existió respaldo norteamericano a la oposición, de la cual algunos sectores apostaron nuevamente por la violencia. La principal defensa de los gobiernos de la región ante estas operaciones es la unión que lograron construir los líderes latinoamericanos.