Los huelguistas paraguayos empeoran

Prueba Volanta

Mientras continúa el deterioro físico de los cinco campesinos acusados por la masacre de Curuguaty, quienes se encuentran en huelga de hambre, una jueza  que los visitó dijo no poder hacer nada. La primera audiencia sobre esa matanza, que fue el motivo utilizado para destituir a Fernando Lugo, será en junio y uno de los huelguistas ya se encuentra internado. Todo el proceso está plagado de irregularidades. Si estas personas mueren la injusticia se extenderá.

Una huelga de hambre que rompe la impunidad

Pasaron ya 21 meses desde el golpe de Estado que derrocó al presidente paraguayo Fernando Lugo. La punta de lanza de su destitución fue la masacre de Curuguaty, sucedida unos días antes. Por esos hechos hay doce campesinos presos, que en junio enfrentarán un juicio. Pero cinco de ellos se encuentran en huelga de hambre desde el 14 de febrero para denunciar un proceso que consideran plagado de irregularidades e injusticias.

Curuguaty, la imagen de la injusticia paraguaya

El 26 de junio, casi dos años después de la Masacre de Curuguaty y en medio de la realización del Mundial de Fútbol, empezará el juicio contra 5 campesinos acusados de ser los responsables de esos hechos que causaron la muerte de 11 otros campesinos y 6 policías. El proceso está plagado de irregularidades y los imputados se encuentran en huelga de hambre. La matanza también derivó en la destitución del presidente Fernando Lugo.