Al calor del verano argentino

Los coletazos de la insurreción policial, los saqueos, la situación de las provincias, las demandas sociales y los cortes de energía hicieron de este diciembre otro verano caliente política y climáticamente. En una columna de Mario Wainfeld se describen estos factores que no son nuevos en Argentina a fin de año.

Cristina Kirchner volvió con fuertes cambios de gabinete

Después de cinco semanas de ausencia forzada, debido a una intervención quirúrgica y el reposo, la presidenta argentina retornó al poder con un mensaje ameno desde la residencia de Olivos y fuertes cambios de gabinete de cara a los dos años de mandato que le quedan. El nuevo jefe de gabinete, Jorge Capitanich, y el flamante ministro de Economía, Axel Kicillof,  dan cuenta, para algunos, de “una renovación jugada” y, para otros, de un “claro mensaje” sobre el liderazgo presidencial.

El clima político durante la licencia de Cristina Kirchner

“Antón Pirulero”, titula Mario Wainfeld en su nota de opinión sobre la trastienda política que se vivió en Argentina durante la ausencia de cinco semanas de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien vuelve a las actividades tras ser sometida a una intervención quirúrgica y una posterior licencia. “El regreso de la principal protagonista significa un retorno a la normalidad, si se acepta llamar así a la encrespada realidad argentina”.