El fortín de los Rastrojos

Pasó el tiempo y la localidad colombiana de Trujillo sigue como en la era de Álvaro Uribe. La banda criminal Los Rastrojos continúa operando allí, frente a las narices de la policía y el ejército. Es un pueblo destrozado por la violencia, el impuesto del grupo delictivo a todo el que tiene un desarrollo económico, y la destrucción de la infraestructura. El municipio es un reflejo “de los estragos institucionales que nos dejaron ocho años de seguridad democrática y de la precariedad de las políticas del gobierno Santos”.

La inteligencia opera en las conversaciones de paz colombianas

El gobierno colombiano manipuló vieja información de la inteligencia sobre el grupo armado Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con fines políticos. Estos datos se desprenden de las fuentes consultadas por la columnista de Semana María Jimena Duzán en momentos clave de las negociaciones de paz que se desarrollan en La Habana y cuando deben definirse las candidaturas presidenciales para el año próximo.