Yo tengo un sueño

Latinoamérica y El Mundo

Hace 52 años Martin Luther King pronunciaba una frase que quedaría grabada por siempre en la historia. Fue en una marcha que encabezó en Washington por los derechos civiles de los afroamericanos. La consigna se convirtió en un legado para la humanidad, un paradigma de la búsqueda de la tolerancia y la igualdad entre los hombres, que hoy adquiere todo su significado.