Ahumada, el revolucionario de la narrativa ilustrada

Manuel Ahumada era un gran artista. Murió el 3 de enero de un paro cardiorrespiratorio a los 57 años. Su talento no sólo se evidenciaba en la caricatura -colaboraba con La Jornada-, sino también en la pintura y la escultura. “Todo lo que hago es narrativo, aunque sea un solo dibujo”, dijo en una entrevista reciente, en la que comentó: “lo más cercano a un ángel es un astronauta. Como no puedo ser ninguno de los dos, cuando menos los dibujo”.