La traición, un cuento de Leonardo Moledo

Literatura

De acuerdo a los evangelios canónicos en la última cena de Pascua Jesús preparó a sus discípulos para su muerte. Entonces el pan fue el símbolo de su cuerpo antes de ser crucificado y la copa de vino su sangre derramada. Este breve cuento de ficción propone una mirada diferente que nos hace reflexionar sobre el sacrificio de Jesús, el fundamento de la fe cristiana, y el verdadero significado de la Pascua y la conducta de los hombres en nuestros días.

"A este país se lo llevó el carajo"

Cuba

Gabriel García Márquez tomó conciencia del brutal bloqueo a Cuba por parte de EE.UU. de una manera casual, cuando luego de una jornada de trabajo en la agencia de noticias Prensa Latina salió a buscar un plato de comida. Una crónica descarnada de la vida cotidiana en la isla y de cómo aquella escasez impuesta por el enemigo fue acrecentando la moral de los cubanos.

La soledad de América Latina

Latinoamérica

A los 87 años murió en el DF de México el periodista colombiano y uno de los más grandes escritores de la literatura latinoamericana y universal, Gabriel García Márquez. Había nacido el 6 de marzo de 1927 en Aracataca, un pequeño poblado caribeño de Colombia, fuente de inspiración de la fantástica Macondo, escenario de Cien años de soledad. En 1982 recibió el premio Nobel de Literatura, donde pronunció este discurso.

El poeta debe alertar, según Walcott

Prueba Volanta

El escritor Derek Walcott participó del homenaje a Octavio Paz, al cumplirse 100 años de su nacimiento,  y lo describió como un hombre sencillo, amado y querido por otros escritores, que dejó una huella profunda en toda la literatura. Habló también del rol de los intelectuales y de la situación del mundo, que, según consideró, se halla fuertemente subyugado por Estados Unidos, mientras que sobre Latinoamérica ejerce una influencia cultural enorme.

Monseñor Romero, la verdad ante todo

Los relatos sobre Monseñor Romero hablan de la verdad, de su anhelo por encontrarla y defenderla en El Salvador de la represión de los 70. Defendió a las víctimas de la dictadura, a los desprotegidos y a sus fieles más allá de la palabra religiosa. Se enfrentó a la dictadura para reclamar el fin de la represión y a EE.UU. por el apoyo militar que le otorgaba al régimen, lo cual le costó la vida el 24 de marzo de 1980. Su legado es la búsqueda de justicia. 

La abuela de Gumucio

El escritor chileno Rafael Gumucio brindó un adelanto de su nuevo libro «Mi abuela» para The Clinic, medio del que fue fundador. Como si se tratara de un delirio, precisa en el relato: «Para defenderme de mi madre busqué a un padre al que asirme. Ante todo, mi abuela fue eso para mí: un padre, una de las formas en que esta idea –la idea del padre– se encarnó. Un padre: el deber, el intelecto, el civismo, la tradición, la estrategia, la batalla».

La nostalgia de Elena

Poniatowska recibió la Medalla a la Excelencia en las Letras José Emilio Pacheco. Lo hizo recordando a ese enorme escritor amigo, fallecido en enero en un accidente hogareño. La autora de «La noche de Tlatelco» habló de él en presente, como quien no quiere aceptar la partida. Pidió a todos los presentes en la ceremonia que cerraran los ojos e imaginaran a José Emilio a su lado. Lo elogió como a un hombre que sabe todo y no se cree nada.

Melba, en busca de un sueño, hermoso y rebelde

Melba Hernández asaltó el Cuartel Moncada, ayudó a preparar el desembarco guerrillero del yate Granma y subió a la Sierra Maestra con un fusil. Sólo dos mujeres participaron en la acción que marcó el inicio de la lucha armada contra la dictadura de Fulgencio Batista, Haydeé Santamaría y Melba, por lo que era considerada una de las heroínas de la revolución. Diplomática, jurista y fundadora del Partido Comunista de Cuba (PCC), junto a Fidel y Raúl Castro formaba parte de la generación histórica. Murió a los 92 años en La Habana. En esta nota, Melba rememora aquellos primeros días de la revolución cubana.

El desencanto de Leopoldo María Panero

El loco, el marginado, el poeta y novelista español murió la semana pasada en España. Decía que su pluma había sido póstuma toda su vida, caracterizada un malditismo visionario. Se nutrió de su propia tragedia, marcada por su paso por cárceles y neuropsiquiátricos. Fue en esa praxis que compuso su letra. Sabía, y así titula un poema, que “la maldad nace de la supresión hipócrita del gozo”.

Murió Luis Villoro, el filósofo de las realidades y las utopías

El filósofo e investigador Luis Villoro falleció a sus 91 años. Se lo conoció por su coherencia, por el análisis agudo y crítico de la realidad de su país, pero también por no pedir nada para sí mismo y saber decir que no al poder. Contó con el reconocimiento del EZLN -hubo un rico intercambio epistolar con el subcomandante Marcos- y de las organizaciones sociales e indígenas con las que debatió e intercambió pensamientos. Con los años se convirtió en un hombre de izquierda, firme ante las injusticias mexicanas.