De campesina a líder comunal perseguida

Aprendió a ser dirigente de su comunidad ante la ausencia del Estado colombiano y terminó exiliada. Cruz Elisa Buitrago y su marido se pusieron al frente de la organización comunitaria en La Vereda El Porvenir, en Antioquia. Las campañas de desprestigio en su contra empezaron cuando en 2002 denunció ejecuciones extrajudiciales. Desde entonces ella y su familia sufrieron amenazas fueron cada vez más fuertes y directas. Finalmente, en septiembre de 2013 viajó a España, donde se encuentra protegida.