¿Es éste el fin del Proceso de Paz?

Colombia

La escalada de enfrentamientos entre el ejército y las FARC está poniendo en riesgo las negociaciones por la Paz. Merman las expectativas de que el proceso termine con un acuerdo y los opositores al diálogo aprovechan los obstáculos contra el presidente Juan Manuel Santos. Aquí, dos posturas diferentes sobre el rumbo que debe tomar el país a raíz de los sucesos de los últimos días. 

¿El año del arministicio?

Los diálogos de paz que se llevan adelante desde el 4 de septiembre de 2012 entre el gobierno de Juan Manuel Santos y el grupo Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) pueden terminar en un acuerdo 2014. Es el deseo de muchos colombianos que están cansados de este conflicto armado. El uribismo y los sectores más conservadores se opusieron a las conversaciones que se desarrollan en La Habana desde el comienzo.

Santos dijo no a la CIDH y destituyó a Petro

El presidente Juan Manuel Santos desoyó las medidas solicitadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos y destituyó al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro. Su resolución, tomada luego de una reunión con la bancada conservadora, vigoriza el poder del procurador Alejandro Ordoñez y representa un claro incumplimiento de Colombia con sus compromisos internacionales. Los argumentos presidenciales son, antes que nada, políticos.

La rareza de la política colombiana

Si las elecciones presidenciales se definieran en primera vuelta, el vencedor sería el mandatario Juan Manuel Santos. Pero, si se dirimieran en un balotaje, entonces el ganador podría ser el ex alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, quien ya perdió varias contiendas. No obstante, carece de la maquinaria necesaria para atravesar la primera ronda. Entre las ambigüedades del candidato de los verdes está su fracasada alianza con Álvaro Uribe.

El Diálogo de Paz después de las elecciones

Los resultados de las elecciones parlamentarias de Colombia, en las cuales Juan Manuel Santos consiguió mantenerse como primera fuerza, influirán en los Diálogos del Paz de La Habana entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Pero el partido de Álvaro Uribe, que se opone a las negociaciones, también recuperó fuerzas legislativas. Ahora, los bloques minoritarios cobrarán una importancia destacada.

El triunfo de Santos refuerza el proceso de paz

El Centro Democrático, partido del ex presidente Álvaro Uribe, se convirtió en la segunda fuerza política en el Senado en las elecciones del domingo. La primera fue para el mandatario Juan Manuel Santos. Los resultados de estos comicios aclaran el panorama para las elecciones generales de mayo, dado que el ex gobernante no llegó a tener la cantidad de bancas suficientes como para producir un cambio en el poder en el Congreso. Ambos, de todas maneras, se proclamaron ganadores.

El ejército colombiano quiere paz con victoria militar

Tras el escándalo de las escuchas a integrantes de los diálogos de paz entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, el presidente Juan Manuel Santos realizó cambios en las FFAA del país. La renovación de la cúpula, concretada la semana pasada, incluyó el nombramiento de Jaime Alfonso Lasprilla Villamizar al frente del Ejército. En estos días, además, se supo que el correo del mandatario fue interceptado. Este jefe aseguró que se actuará de manera justa. También planteó que la institución quiere paz con victoria militar.

Santos puede ganar hoy la reelección

El motivo principal por el que el presidente Juan Manuel Santos podría retener el cargo en el primer turno electoral, pese a contar sólo con una tercera parte de la intención de votos, es que ningún oponente tiene el suficiente peso. Hay otros argumentos, también, como que cuenta con todo el presupuesto oficial incentivando su campaña y que tiene una imagen positiva en crecimiento. Pero, en el caso de llegar a un balotaje, el mandatario duplicaría en sufragios a cualquier de sus contrincantes.

La postura antidrogas de Santos cuestionada

El presidente Juan Manuel Santos ha expresado en foros internacionales una postura progresista y reflexiva en la lucha contra el consumo de drogas y el narcotráfico. Esa visión, de acuerdo a algunos críticos, no se sostiene en la gestión política. En sus cuatro años de gobierno, que pueden duplicarse si gana los comicios en mayo, no hubo demasiados cambios a nivel nacional que se relacionen con ese discurso. El tema drogas es, además, un punto de negociación en la mesa de diálogo del gobierno con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. 

Uribe en campaña por el voto de la paz

La Constitución colombiana no le permite a Álvaro Uribe volver a ser presidente. Se presentará como postulante a senador. No obstante, supera ampliamente en popularidad al mandatario Juan Manuel Santos, quien aspira a ser reelegido. Desde su partido opositor el ex jefe de estado sigue apostando a mellar y opacar los logros que pueda hacer el actual Ejecutivo. Ha tomado la bandera de la paz con las FARC como parte de su campaña, aunque aclara exactamente lo que la mayoría de los colombianos quiere escuchar: «con castigo a los criminales».