La venganza de la democracia en Chile

Michelle Bachelet e Isabel Allende, dos mujeres con apellidos simbólicos en la memoria de Chile, encabezarán los cambios en un país todavía contaminado por las sombras de la dictadura militar pinochetista. Desde la presidencia de la Nación y del Senado, tendrán el desafío de gobernar una de las naciones con mayor desigualdad social, de llevar adelante una reforma educacional, una reforma tributaria, y muy especialmente una reforma constitucional.

Clara y Aída, como Michelle e Isabel, Cristina y Dilma

Isabel Allende, hija del presidente Salvador Allende, le entregó la banda a la presidenta de Chile Michelle Bachelet. Las presidentas de Argentina y Brasil, Cristina Fernández y Dilma Rousseff, le alzaron los brazos en señal de victoria. En Bogotá.  López y Aída Avella, se abrazaron al anunciar su fórmula para las elecciones presidenciales del próximo 25 de mayo. Una historia de lucha une el destino de estas cinco mujeres latinoamericas.