Un primer round contra Monsanto

«El pueblo es quien debe decidir si acepta o no los costos y los riesgos», dijo un poblador, en relación a la intención de la empresa Monsanto de instalar una planta de semillas en la localidad de Malvinas Argentinas. La asamblea ciudadana de ese municipio de Córdoba, Argentina, y organizaciones no gubernamentales hicieron una campaña de rechazo a ese establecimiento y la justicia falló a favor hasta tanto haya un estudio de impacto ambiental y audiencias públicas. Para la comunidad fue una primera batalla ganada.