La Chiquitania, entre lo originario y lo occidental

Los indígenas de la región de la Chiquitania, en Bolivia, donde perduran seis reducciones de la colonización jesuita, incorporaron elementos culturales occidentales -como la religión y la música barroca-, pero supieron mantener su idioma, sus danzas y sus atuendos. Son comunidades en las que coexisten la antigua identidad originaria y la impuesta por las misiones católicas. La visita a esa población es una experiencia enriquecedora para un foráneo y a la vez la zona se nutre de los ingresos del turismo.