La Drummond, un modelo oscuro de explotación

La empresa minera que opera en Colombia ha sido denunciada por un comportamiento contaminador, violento y tramposo. Afectó el medio ambiente, acordó con paramilitares el homicidio de sindicalistas, e incluso alteró regalías para aumentar sus ganancias. Todo con la anuencia de los gobiernos, principalmente de Álvaro Uribe. Estas acciones implicaron demandas y sanciones para la multinacional, que se ha convertido en un caso emblemático para hacer justicia y crear una minería ambientalmente sostenible y socialmente responsable.