El caso Arruga, una lucha de cinco años

El 31 de enero de 2009 desapareció el joven argentino Luciano Arruga. Cinco años después, el Estado y la Justicia reconocen que se trató de un caso de desaparición forzada. Su hermana encabezó la lucha por el esclarecimiento de los hechos y desde hace años denuncia la existencia de una práctica sistemática de la policía bonaerense de reclutar adolescentes para cometer delitos. La causa no tiene ni indagados ni procesados. Dos fiscales y un juez tienen pedido de juicio político por su actuación.