Humala, débil y obligado a negociar con la oposición

El gabinete de Ollanta Humala quedó debilitado tras las crisis que le generó la oposición en el Parlamento. Liderados por Alan García, los oponentes cuestionaban la influencia de la primera dama, Nadine Heredia, en la esfera ministerial. El oficialismo debió prometer que la esposa del presidente no volvería a involucrarse en cuestiones del gobierno. La resolución del conflicto tuvo un actor político particular: el escritor Mario vargas Llosa.