El aborto en Uruguay es una excepción en AL

La despenalización del aborto es el fruto de un largo proceso centrado en la lucha contra la mortalidad materna iniciado en 2001, cuando se constató un alarmante aumento de las muertes por aborto clandestino. En el 2008 se registró el primer año sin ninguna muerte materna por aborto clandestino, resultado que se mantuvo con pocas alteraciones en los años siguientes hasta convertir al país en un caso único en América Latina. El tema no aparece en la agenda de los otros países de la región.