Mercado, fábrica de desigualdades

Latinoamérica y El mundo

El sociólogo François Dubet en su último libro busca dar respuesta a la pregunta que aqueja a todas las naciones por igual, ¿por qué preferimos la desigualdad? En esta entrevista desarrolla su principal crítica contra las revoluciones conservadoras liberales que profundizan las brechas actuales, a la vez que explica el rol de la educación y la decadencia de la solidaridad.

Avanzar contra la corriente

Latinoamérica

Emir Sader- Los presidentes posneoliberales consolidaron un modelo inclusivo que movilizó la conciencia popular y achicó las brechas de la desigualdad. Los gobiernos que priorizaron el desarrollo con distribución de renta y extensión de derechos sociales se diferenciaron de las tendencias históricas del capitalismo feroz e iniciaron su propio camino. 

Números de la desigualdad

Latinoamérica y El Mundo

En Estados Unidos se está produciendo un extraño fenómeno en donde los ricos se avergüenzan por su condición y hasta sienten culpa y responsabilidad por la pobreza de otros. La porción que representa el 1 por ciento de los más pudientes a nivel global, controla ahora el 50 por ciento de la riqueza total del planeta. Mientras éstos se ocultan, los pobres se invisibilizan.

La desigualdad en su máxima expresión

Las 85 personas más ricas del mundo ganan tanto como la mitad de la población más pobre del planeta junta -unos 3.500 individuos-, de acuerdo con un reporte de la organización Oxfam. Una de las conclusiones a las que arriba es que «los ricos tienen una creciente influencia en los procesos políticos que plantea serios problemas de legitimidad». América Latina, una de las regiones más desiguales del globo, ha conseguido avances importantes en los últimos 10 años.