Marusia, una historia de lucha mexicana

Marusia López Cruz es mitad chilena mitad mexicana. No fue su condición de hija de militantes la que la llevó a comprometerse con el activismo en México. Proviene de su propia historia, de las adversidades que conoció desde la adolescencia como mujer: un embarazo no deseado, un aborto, un abandono, la vergüenza. La posibilidad de estudiar desarrollo comunitario, transformó su mundo. Hoy es una batalladora incansable en la defensa de género y de los derechos humanos. 

La madre que marcó el rumbo contra la trata

Susana Trimarco cambió muchas cosas en Argentina. Pasó de ser una madre y abuela a una luchadora tenaz y consecuente para encontrar a su hija, captada por redes de trata de personas. Marita Verón desapareció hace 12 años y ayer fueron condenados algunos de los que estuvieron involucrados en su caso, pero ella no apareció. El caso es emblemático para el país, en el que hoy se combate este delito desde las leyes y la generación de conciencia en la sociedad.

Piedad indaga sobre la Causa Justa de Paraguay

La ex senadora colombiana Piedad Córdoba visitó Paraguay para adentrarse en la situación de los campesinos encarcelados por la masacre de Curuguaty, hecho que fue utilizado para destituir en el Congreso al presidente Fernando Lugo. Reflexiona sobre lo ocurrido, al tiempo que traza paralelos entre la situación de los campesinos paraguayos y la de los colombianos. Contiene a los familiares de los huelguistas y se sigue preguntando cómo es posible.

La grieta en la sociedad argentina

El drama social de los linchamientos sucedidos la semana pasada en Argentina se plasma en un análisis que busca restituir la sensatez en medio de discursos políticos y mediáticos superficiales, demagógicos y oportunistas. Pone al descubierto la ferocidad impúdica, promovida por actores a los que intenta avergonzar y recuperar. La repeticion de imágenes de linchamientos apuntan a la degradación y el retroceso del país en su condición humana.

La sociedad argentina bajo la lupa tras linchamientos

Los delitos contra la vida son más graves que aquellos que se cometen contra la propiedad, según lo establece el Código Penal. El debate aparece tras los linchamientos sucedidos en el país en los últimos días. Para varios analistas asombra el nivel de violencia existente en una sociedad que lleva treinta años de democracia. Y remarcan, además, que es falsa la idea de justicia por mano propia cuando se trata de ajusticiamientos. Quien mata es asesino.

Los linchamientos, sus justificadores y el Estado

La mayoría de la dirigencia política repudió los linchamientos ocurridos en los últimos días en Buenos Aires, aunque algunos se mostraron comprensivos y no faltó quien defendiera esos hechos. Dos de los principales opositores hablaron de una ausencia del Estado, al que pertenecen en su rol de alcalde de la capital e intendente de un municipio. La Presidenta condenó las voces de deseo de venganza. Otros denunciaron que los jóvenes pobres son el actual chivo expiatorio.

Linchamientos, la injusticia por mano propia

Varios linchamientos se sucedieron en Argentina desde el sábado. Se trata de personas que, con la argumentación de una supuesta ausencia del Estado, creen que identificaron a un delincuente y deciden hacer justicia por mano propia. El peor de los hechos ocurrió el mismo sábado, cuando un joven de 18 años fue asesinado a golpes. Son estallidos de odio. Surge un fuerte debate sobre los derechos humanos, la inclusión o exclusión social y el sentido de esta violencia.

Un museo de la memoria que pocos visitan

El lugar es una especie de laberinto con paredes descascaradas y un pasado siniestro. Es un edificio antiguo del Departamento de Investigaciones de la Policía, ubicado en plena Asunción, que en la puerta conserva el cartel «Prohibido detenerse en esta cuadra». Allí se encuentran los calabozos por los que pasaron miles de detenidos durante la dictadura paraguaya. Y aunque hoy es un Museo de la Memoria, son pocos los que tienen interés en recorrerlo.

El debate sesgado sobre Guantánamo en Uruguay

La decisión del gobierno de José Pepe Mujica de refugiar a prisioneros de la cárcel estadounidense en la base de Guantánamo, Cuba, ha generado rechazos por parte de la oposición, que da un debate sesgado sobre el tema, sin mencionar las razones centrales del gesto humanitario uruguayo.  No se menciona que estas personas, capturadas por servicios especiales norteamericanos, nunca vieron ni a un juez ni a un abogado y no pesa sobre ellas ninguna condena. 

El día de la mentira

La semana próxima se cumplen 50 años del golpe cívico-militar contra el presidente Joao Goulart en Brasil. Entre los que no olvidan y los indiferentes a los horrores del pasado, estan los ex represores, amparados en la impunidad de una ley de autoamnistía. Algunos pocos han comenzado a contar lo que saben frente a la Comisión Nacional de la Verdad, instaurada por Dilma Roussef. La mayoría de ellos sigue negando los crímenes cometidos por la dictadura.