Votar por el verdugo

Latinoamérica

Está de moda que los candidatos locales de las oligarquías no hablen de convicciones, ni expliquen planes o programas, confundiendo a los pueblos con los públicos. La presión ideológica y mediática impone el chantaje de la desinformación y la manipulación de la realidad. De otro modo, a ninguna persona se le ocurriría votar por verdugos disfrazados de santos o de buenos muchachos.