La risa que no se apaga

Argentina

El corazón de Daniel Rabinovich dejó de latir después de una larga enfermedad. Se alejó definitivamente de todos los escenarios en los que tanto humor provocó durante décadas. Sus compañeros del grupo lo despidieron con emoción y anunciaron que Les Luthiers seguirá actuando. Es lo que hubiera deseado alguien que durante toda su vida se afanó de hacer feliz a los demás.