Vigilancia extendida a periodistas y denunciantes

La revelación de que el creador de Wikileaks, Julian assange, figura en un cronograma de persecusión de las inteligencias norteamericana y británica equipara al periodismo con el terrorismo. Es posible que los lectores que hayan ingresado a ese sitio de información estén identificados por los servicios de inteligencia. De hecho, el Centro Operativo de Comunicaciones Gubernamentales del Reino Unido obtuvo las direcciones IP de personas que lo visitaron.