Humala, débil y obligado a negociar con la oposición

El gabinete de Ollanta Humala quedó debilitado tras las crisis que le generó la oposición en el Parlamento. Liderados por Alan García, los oponentes cuestionaban la influencia de la primera dama, Nadine Heredia, en la esfera ministerial. El oficialismo debió prometer que la esposa del presidente no volvería a involucrarse en cuestiones del gobierno. La resolución del conflicto tuvo un actor político particular: el escritor Mario vargas Llosa.  

Mario Vargas Llosa critica a la oposición peruana

El escritor regresó a su país para participar de actividades culturales y se encontró con una situación política compleja: un gabinete trabado por el parlamento. Para Vargas Llosa,  la postura de la oposición es irresponsable y detrás de ella hay una maniobra política de Alan García, ofuscado por la popularidad de la primera dama, Nadine Heredia. La crisis, iniciada el viernes con la ausencia de confianza al gobierno, fue superada el lunes por la tarde.

Un pedido de renuncia en Perú

Una comisión investiga los vínculos de Oscar López Meneses con el Estado. El presidente de ese cuerpo, el parlamentario Víctor García Belaunde, se reunió en secreto con el presidente Ollanta Humala y se desató un escándalo aún mayor. Desde la oposición y desde los medios se pidieron la dimisión.