Otra ronda de paz, pese a los espías de Andrómeda

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno de ese país concluyeron una ronda más de diálogos de paz en La Habana y se comprometieron a hallar una solución a la cuestión de los cultivos de uso ilícito. Pero las conversaciones también estuvieron marcadas por las denuncias de presuntas escuchas ilegales, mediante la operación Andrómeda. Surgen así los temores de algunos analistas sobre la oposición a un acuerdo por parte de importantes sectores militares.