Viejas costumbres estadounidenses

La afirmación norteamericana sobre su voluntad de mediar entre la oposición y el gobierno venezolano resuena como una historia del pasado. Más allá del financiamiento que los antichavistas reciben desde Washington, Estados Unidos agudiza en estos días su injerencia al manifestar qué está analizando cómo llevar adelante una mediación con la ayuda de Colombia. La región ha vivido en muchas oportunidades estas situaciones de generaciónde caos, conspiración -una especie de golpe escalonado- e intervención indirecta y directa.