¿A quién beneficia un acuerdo con la Unión Europea?

En un inicio, allá por 2007, el objetivo fue pactar un Acuerdo de Asociación que contuviera tres grandes pilares: político, cooperación y comercial. Pero la UE se centró casi exclusivamente en el eje comercial. Hoy la CAN está muy desintegrada y la UE está en una crisis que perdura y quiere resolver su decrecimiento por la vía de las exportaciones. Por el contrario, los países de la región han podido no sólo esquivar la crisis, sino conseguir saldar buena parte de la deuda social heredada del neoliberalismo.