Humala: pasividad y decepción

Perú

Ollanta Humala cumple cuatro años al mando del país. Su gestión se caracterizó por una marcada contradicción entre el discurso y la práctica, entre las expectativas y la materialización de sus políticas. Su capacidad para abandonar su propio proyecto electoral se halla en la ausencia de referentes políticos. La pasividad fue su regla y se ha mostró poco atento a los problemas sociales.