“Su proyecto es de genocidio, etnocidio y ecocidio”, indígenas repudiaron a Bolsonaro

Líderes de 45 etnias indígenas de Brasil denunciaron los nuevos proyectos del presidente Jair Bolsonaro para legalizar la minería y la explotación energética en áreas de protección ambiental y zonas demarcadas para los pueblos originarios. “El actual presidente está amenazando nuestros derechos, nuestra salud y nuestro territorio. El gobierno está atacándonos y queriendo tirar la tierra de nuestras manos”, advirtieron en un documento conjunto.

Después de cuatro días de reuniones bajo el liderazgo del cacique Raoni Metuktire, de 89 años y un histórico defensor de los derechos de los pueblos indígenas, más de 600 indígenas avalaron el documento, firmado la noche del viernes en la aldea Piaraçu (centro-oeste) y que deberá ser entregado al Congreso Nacional los próximos días.

En la carta, los representantes denunciaron la escalada de la violencia contra los pueblos aborígenes y rechazaron la posibilidad de que el cultivo agrícola sea autorizado en reservas indígenas, una propuesta defendida por Bolsonaro y que se encuentra bajo discusión en el Congreso. “No aceptamos minería en nuestras tierras, ni madereros, pescadores ilegales o hidroeléctricas. Estamos en contra de todo aquello que destruye la selva”, enfatizaron. “Es un proyecto de genocidio, ecocidio y etnocidio”, definieron.

El borrador también apunta que “las amenazas y palabras de odio del gobierno están promoviendo la violencia contra los pueblos indígenas y los asesinatos de nuestros líderes”, y afirma que los indígenas deben enfrentar “no sólo al gobierno sino también a la violencia de un sector de la sociedad que expresa de forma clara el racismo”.

En 2019, al menos ocho líderes indígenas fueron asesinados, tres de ellos en menos de una semana. El balance es el peor en once años de acuerdo a la serie histórica de la Comisión Pastoral de la Tierra. “Repudiamos la persecución e intento de criminalización de nuestros líderes, organizaciones y aliados”, subraya el documento, que también exige “castigo a quienes matan a nuestros parientes”.

Finalmente, los líderes indígenas anunciaron la retomada de la Alianza de los Pueblos de las Selvas y aseguraron que 2020 “será un año de mucha lucha”, no solamente de los pueblos indígenas sino “de todos” por “la vida del planeta”.