Sospechan que hay un concejal involucrado en el crimen de Marielle

A nueve meses del asesinato de la concejala Marielle Franco, la Policía de Río de Janeiro allanó la casa del diputado Marcello Siciliano y confiscó su computadora junto a otros documentos, ya que la Fiscalía considera que sería uno de los involucrados en la planificación del asesinato junto con el expolicía militar Orlando Oliveira de Araújo.

Después del allanamiento, Siciliano dijo que se sentía «indignado» por haber sido incriminado y adjudicó el hecho a que «inventaron una operación» en su contra.

El concejal del conservador Partido Humanista de la Solidaridad (PHS), ya había sido señalado anteriormente por su posible vínculo con el crimen junto con Orlando Oliveira de Araújo, un expolicía que está preso acusado de comandar una milicia.

El pasado 14 de marzo, la concejala y dirigente de derechos humanos fue asesinada a tiros junto al conductor del vehículo en el que viajaba, Anderson Gomes, en el centro de Río de Janeiro, tras participar en un acto político-cultural.

El asesinato se produjo un mes después de que el Gobierno brasileño decretara la intervención federal en el estado de Río, que dejó en manos de las Fuerzas Armadas el control de la seguridad urbana, una medida duramente cuestionada por la activista.

Por otra parte, ayer se llevó a cabo un operativo en varios puntos del estado de Río y en una ciudad de Minas Gerais, en lo que fue, según el jefe de Policía de Río, Rivaldo Barbosa, «otro paso para esclarecer el asesinato».

Franco denunció con frecuencia abusos policiales y se convirtió en una líder emblemática en la defensa de la causa de las mujeres negras, lesbianas y procedentes de favelas.

Organizaciones como Amnistía Internacional y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos instaron a Brasil a investigar con más urgencia el asesinato de la activista y a garantizar los Derechos Humanos.