Sin Brasil, Colombia y Perú instalaron un comité contra la Covid-19 para proteger a los indígenas del Amazonas

Mientras el presidente Jair Bolsonaro continúa haciendo oídos sordos a sus reclamos, los gobiernos de Colombia y Perú instalaron un comité binacional para proteger del coronavirus a las poblaciones indígenas que habitan las regiones del Amazonas. Las comunidades ya habían advertido que estaban expuestas ante la pandemia, pero el gobierno brasileño no tomó ninguna medida al respecto.

El nuevo comité estará integrado por delegados de los ministerios de Salud, de Relaciones Exteriores, Defensa e Interior de ambos países, y se encargará de “elaborar un Plan de Acción Integral en beneficio de nuestras poblaciones de frontera”, según la cancillería peruana. 

Con el plan se pretende frenar la propagación de la Covid-19 en las zonas selváticas de la frontera. Las regiones amazónicas figuran, junto con Lima, entre las más afectadas en Perú por el coronavirus. Por la pandemia, Colombia decidió también aumentar la presencia de militares en la frontera amazónica que comparte con Brasil y Perú.

La decisión de formar el comité COVID-19 fue adoptada en una reunión del Mecanismo de Consulta y Coordinación binacional, creado en 2007 para atender problemas que afectan a las dos naciones.

Hasta el momento y solamente en territorio brasileño, entre las comunidades se registran 435 casos de coronavirus y 91 muertes, de acuerdo a la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Amazonía Brasileña (COIAB).

El gran NO de Bolsonaro 

Previamente, el ministro de Salud de Colombia, Fernando Ruiz, había informado que el diálogo  con autoridades brasileñas  para enfrentar conjuntamente la propagación en el Amazonas era “absolutamente difícil”. “Creo que no es muy factible una reacción conjunta con Brasil y eso nos obliga a redoblar esfuerzos”, subrayó. 

El funcionario apuntó que la falta de una estrategia nacional en Brasil volvió casi imposible el diálogo con las autoridades locales. “Hemos tratado de establecer con ellos la posibilidad de hacer acciones conjuntas, de que la estrategia en el área de Leticia-Tabatinga, sea integrada y única, (pero) eso va absolutamente lento”, dijo el responsable, enfatizando que le preocupa “muchísimo” esta situación.