Sigue la crisis política en Puerto Rico, impugnan al nuevo gobernador

El presidente del Senado puertorriqueño, Thomas Rivera, presentó una demanda para anular la jura del nuevo gobernador. Según el senador, el nuevo gobernador, Pedro Pierluisi, habría asumido sin completar todas las etapas del nombramiento. Dicha situación sería incompatible con la crisis “sin precedentes» que vive la isla tras la renuncia de Ricardo Rosselló, producto de las manifestaciones masivas que originó la publicación de los chats con contenido ofensivo y discriminatorio. 

El jefe del Senado apunta que la elección de Pierluisi se produjo «parcialmente» ya que quedaba aún parte del trámite del Senado sin completar.

Enseguida, Pierluisi contestó afirmando que «no procede» que el Senado vote sobre su incumbencia como secretario de Estado, ya que al haber jurado el viernes como mandatario dejó ese puesto.

«Realmente es una vista para ellos mismos, porque, como he dicho en varias ocasiones, no procede una confirmación del gobernador. Lo que hubiera procedido era una confirmación del secretario de Estado, pero esa silla en propiedad ya no está ocupada», argumentó Pierluisi en declaraciones a medios locales. «Uno asume la gobernación y luego los tribunales deciden si la juramentación es válida o no», agregó.

El secretario de Estado puertorriqueño es el primero en la línea de sucesión en caso de no haber gobernador. El siguiente es el secretario de Justicia. Una vez asumido en el cargo, el nuevo gobernador anunció que debido a las dudas en las interpretaciones de las normas iba «a dar la oportunidad el Senado de ratificar o no» su «incumbencia».

«Si no se ratifica mi incumbencia, la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, segunda en la sucesión está en disposición de asumir el cargo», advirtió el viernes.

La Constitución de la isla señala que un secretario de Estado, primero en la línea de sucesión ante la vacante de un gobernador, debe ser ratificado por la Asamblea Legislativa, mientras que la Ley 7, en la que se escudó Rosselló para nombrar a Pierluisi, señala que dicha posición no precisa de la confirmación ni de la Cámara de Representantes ni del Senado.

En la demanda, Rivera indica que Pierluisi asumió el poder este viernes «en una interpretación incorrecta de la Ley 7». «El Senado no ha finalizado su responsabilidad constitucional de consejo y consentimiento para dicho nombramiento no puede seguir ostentando el cargo de gobernador al que juramentó y, cualquier decisión que haya tomado en tales funciones desde dicha juramentación es igualmente nula», indica en la demanda.