Radiografía de la sociedad

México

Enrique Serna lanza un nuevo libro que refleja la mafia narcopolítica que arremete contra las instituciones del país. En esta entrevista, cuenta que ” La doble vida de Jesús” explora la cobardía y la necesidad de reponerse, tanto en el plano de la vida íntima como en las luchas sociales. Aunque entiende que hay similitudes con la realidad actual, aclara que no es una novela “en clave”. 

 Enrique Serna, escritor mexicano- Foto: excelsiorMario Casasús- El Clarín de Chile (Chile) 

En entrevista con Clarín.cl Enrique Serna (1959), escritor mexicano, aborda la realidad de la ciudad de Cuernavaca a través de una ficción en La doble vida de Jesús: “El tema de fondo de esta novela son los estragos de la cobardía y la necesidad de reponerse, tanto en el plano de la vida íntima, como en el plano de las luchas sociales”. El libro publicado en México por Alfaguara llegará a España este año, en palabras de Enrique Serna: “No es una novela en clave, los personajes de la política local no son identificables con personajes de la vida real, pero creo que refleja bastante bien el oportunismo, la corrupción, el cinismo de nuestra clase política –no sólo en Morelos, sino en todo México-, Cuernavaca es una especie de microcosmos que refleja lo que ocurre a escala nacional”.

Enrique, las dos novelas anteriores tienen un tono distinto a “La doble vida de Jesús”, ¿por qué cambiaste la perspectiva de tu narrativa?

Venía de escribir dos novelas intimistas: Fruta verde (Planeta, 2006) y La sangre erguida (Seix Barral, 2010), tal vez porque en esta época de mi vida son los temas que me interesan, pero ante la terrible descomposición social y la tragedia delincuencial que estamos viviendo en México, sentí que no podía quedarme como la avestruz con la cabeza hundida en la tierra, o como los músicos del Titanic que seguían tocando mientras el barco se hundía.

¿Qué significó para tu proceso creativo aplazar los proyectos intimistas?

Volví a escribir novelas que son una radiografía de la sociedad donde vivo, algo que había hecho en mis inicios, por ejemplo en: Uno soñaba que era rey (Plaza y Valdés, 1989), o El miedo a los animales (Joaquín Mortiz, 1995). Quería presentar la historia de un personaje, una especie de Quijote que emprende una lucha para liberar la ciudad donde vive –Cuernavaca- de la mafia narcopolítica que la gobierna, La doble vida de Jesús ocurre en 2008.

¿Cualquier parecido con la realidad de Cuernavaca no es una inocente coincidencia?

No es una novela en clave, los personajes de la política local no son identificables con personajes de la vida real, pero creo que refleja bastante bien el oportunismo, la corrupción, el cinismo de nuestra clase política –no sólo en Morelos, sino en todo México-, Cuernavaca es una especie de microcosmos que refleja lo que ocurre a escala nacional.

¿No era necesaria una investigación hemerográfica para reinterpretar la realidad de Cuernavaca?

He vivido en Cuernavaca desde hace 15 años, de modo que conozco muy bien las atmósferas de la ciudad y me ha tocado vivir ese proceso: al principio, la corrupción de las autoridades provocaba indignación, coraje y estupor; sin embargo la gente ve las cosas con resignación, algo que me preocupa bastante, porque cuando alguien se resigna a vivir bajo el yugo de un gobierno delincuencial, pues se condena a que la corrupción triunfante y engreída cometa cada vez más atrocidades.

El miedo paralizó a Cuernavaca a través de un correo anónimo (16/04/2010), el narco impuso su toque de queda y el gobierno lo permitió…

Claro, es algo que conozco de primera mano, creo que cuando alguien ha vivido con miedo durante mucho tiempo, con la cabeza agachada eso tiene un efecto envilecedor sobre los seres humanos. El tema de fondo de esta novela son los estragos de la cobardía y la necesidad de reponerse, tanto en el plano de la vida íntima, como en el plano de las luchas sociales

Después del asesinato de Alejandro Chao en Cuernavaca y la desaparición de los 43 estudiantes en Iguala, ¿cómo miras el resurgimiento de la indignación y la organización en Morelos?

En los últimos meses veo con esperanza que hay una insurrección cívica, en Cuernavaca ocurrió desde antes, son incontables las marchas de protesta contra la inseguridad, ahora, a raíz de la tragedia de Iguala la protesta cobró más fuerza. Qué bueno que se manifieste el despertar cívico, ojalá que logre estar bien articulado para tener buenos resultados.

¿Cómo describirías la recepción de “La doble vida de Jesús” ante los medios locales?, ¿hubo censura?

La novela llegó a las librerías en diciembre, hace dos meses hubo un pequeño tiraje especial para la Feria Internacional del Libro de Monterrey, de modo que todavía no tengo reacciones, ni siquiera he presentado el libro en Cuernavaca.

¿Qué esperas de la prensa local de acuerdo a la temática de tu novela?

Es impredecible la reacción del público, no puedo controlar la repercusión de mi obra y es una incógnita cómo la van a recibir los lectores y la prensa.

Cuando conversamos sobre “La sangre erguida”, los editores tenían un plan para internacionalizar tu novela, ¿será el mismo caso?

La doble vida de Jesús (Alfaguara, 2014) se publicará en España, no sé si se publicará en Latinoamérica, como ocurrió con mi anterior novela. El tiempo dirá.

Finalmente, ¿cuál será tu próximo proyecto?

Pues no lo sé, voy a tomar un largo descanso. Cuando recupere fuerzas a ver qué voy desarrollando en mi cabeza.

 

Leer el artículo aquí