Sequía en la Cuenca del Plata: bajante histórica en los ríos y poca agua en las Cataratas del Iguazú

La falta de lluvias en la región llevó a bajadas extraordinarias en el nivel de los ríos Iguazú, Uruguay y Paraná. En la frontera entre Brasil y Paraguay, puede incluso cruzarse a pie un brazo del Paraná. Las Cataratas del Iguazú mostraron una inusual imagen con pequeños hilos de agua.

La Cuenca del Plata es un área de más de 3 millones de kilómetros cuadrados que abarca zonas de Brasil, Bolivia, Argentina, Paraguay y Uruguay. Los dos principales ríos de la cuenca -que es la quinta mayor del mundo- son el Paraná y el Uruguay, que desembocan en el Río de la Plata.

El río Paraná con una inusual bajante.

La sequía lleva ya al menos un mes y sus consecuencias empezaron a notarse principalmente en la zona de la Triple Frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay. Cerca del Puente de la Amistad que une Ciudad del Este con Foz de Iguaçu, la bajante del Río Paraná es tal que se puede cruzar a pie el brazo que rodea la Isla Acaray.

El Río Iguazú -afluente del Paraná- también experimentó una gran bajada debido a la falta de lluvia en los últimos meses, algo que además se habría agravado por el cierre de las compuertas en las represas brasileñas sobre el río.

Las Catartas del Iguazú, compartidas por Argentina y Brasil, mostraron entonces una cara muy distinta a su exhuberante y ruidoso caudal: apenas pequeños hilos de agua caen sobre las rocas.

La extraña imagen de las Cataratas del Iguazú, casi sin agua.

Igualmente, el extraño paisaje no pudo ser observado por los miles de turistas que suelen visitar a diario las cataratas, una de las 7 Maravillas Naturales del Mundo. Tanto el Parque Nacional Iguazú del lado argentino como el Parque Nacional do Iguaçu del lado brasileño permanecen cerrados debido a la pandemia de coronavirus.

En la ciudad argentina de Puerto Iguazú confluyen los ríos Iguazú y Paraná, en la denominada triple frontera con Brasil y Paraguay. Allí esta semana la altura del agua se ubicó en unos 6 metros, con mínimos de hasta 4,50 metros, más de ocho metros por debajo del promedio mensual desde 1995.