Segunda vuelta en Ecuador: Lasso amplía sus propuestas para captar a los votantes de Yaku Pérez

La lucha contra la violencia y la desigualdad de género, el desarrollo rural y sustentable, y la defensa de la naturaleza y de los derechos de las comunidades indígenas son algunas de las propuestas impulsadas por el candidato conservador a la Presidencia de Ecuador, Guillermo Lasso, en un intento de captar a los sectores que podrían marcar la diferencia en el balotaje del próximo domingo. “Tenemos que trabajar en un desarrollo sustentable, pensando bien en la naturaleza, en el ser humano y en el crecimiento económico”, afirmó Lasso.

A diferencia de los comicios de 2017, cuando pasó cómodo a la segunda vuelta, el autodenominado “embajador del cambio” lo hizo esta vez con apenas 35 décimas porcentuales de ventaja sobre el candidato indígena Yaku Pérez, quien encarnó junto a la candidatura del empresario Xavier Hervas -ubicado cuarto en el escrutinio- nuevas alternativas frente a la grieta correísmo-anticorreísmo.

Con iniciativas más abarcadoras y dominio de las redes sociales, estas dos opciones lograron reunir los sufragios de más de un tercio de los votantes, en especial de las mujeres, los ambientalistas, los indígenas, las minorías y los jóvenes.

Es en esta parte de la población en la que ahora ha centrado el banquero gran parte de sus propuestas. “Tenemos que luchar contra la desigualdad”, dijo tras afirmar que las ecuatorianas ganan 15% menos que sus pares varones.

“Vamos a crear la Defensoría de los Derechos de la Mujer para que mes a mes podamos seguir los indicadores de cómo estamos avanzando en la defensa de sus derechos en el campo laboral y, sobre todo, llevar a cabo una gran campaña para luchar contra la violencia. Tenemos que eliminar el femicidio”, agregó.

Durante la entrevista, Lasso hizo un especial hincapié en el desarrollo rural, en particular del sector agropecuario y ganadero, que piensa impulsar con un crédito a 30 años con una tasa de interés del 1%, la reducción de aranceles para la importación de insumos agrícolas, el riego parcelario gratuito, la condonación de deudas menores a 2.000 dólares y la creación de un fondo de capital “semilla” para los emprendedores, entre otras medidas.

También aseguró que invertirá en el desarrollo de la “conectividad física y digital” y en fortalecer la educación intercultural bilingüe para que los estudiantes de nacionalidades indígenas puedan formarse tanto en castellano como en su lengua nativa.

“Vamos a reactivar las escuelas rurales, aquellas que cerraron en el Gobierno anterior, y a fortalecer la Secretaría de Educación Intercultural Bilingüe”, indicó.

El aspirante también prometió trabajar en la recuperación ambiental “como una responsabilidad con la naturaleza y la vida de los ecuatorianos”, a la vez que se refirió a su apuesta por el impulso del sector agrícola y el turismo responsable como una base para prepararse a la sustitución del petróleo.

Lasso hizo también guiños a sus bases, tanto al afirmar que luchará contra la corrupción, el nepotismo y el tráfico de influencias -“poniendo un buen ejemplo desde el Gobierno”-, como al mostrarse partidario de “la ley y el orden”.

“Como presidente estaré junto a la Policía Nacional, siempre defendiendo sus derechos humanos, siempre estando del lado del policía que defendió al ciudadano inocente y no lo que pasa hoy que tienen miedo de actuar porque probablemente la Justicia vaya contra ellos, lo cual implica que va en contra del ciudadano inocente y a favor de los delincuentes”, opinó.