Secuestro de Óscar Denis: el Gobierno paraguayo habla de “guerra” e indígenas dan ultimátum al EPP

En medio del operativo de búsqueda del ex vicepresidente Óscar Denis, el Gobierno paraguayo utilizó términos bélicos para referirse al secuestro, con el que relacionó directamente al Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). El ministro del Interior, Auclides Acevedo, dijo que “este es un estado de guerra” y advirtió que “probablemente tengan que contemplarse escenarios no agradables” como desenlace del caso, para el que Paraguay pidió ya colaboración a Colombia, Brasil y Estados Unidos. Por otro lado, organizaciones indígenas dieron un ultimátum a los insurgentes para que liberen al chofer de Denis en 24 horas. 

Acevedo estuvo hoy en la zona en la que fueron secuestrados Denis -vicepresidente de Federico Franco, tras la destitución de Fernando Lugo- y su chofer, Adelio Mendoza, un joven indígena de 21 años. Previamente, el presidente del país, Mario Abdo Benítez, se reunió con el funcionario y con el titular de Defensa en el departamento de Concepción, desde el centro militar donde se coordinan las operaciones de búsqueda. 

El ministro dejó en segundo plano que la intención sea pedir un rescate y priorizó una acción política del EPP para mostrar su fuerza luego del ataque de hace una semana a uno de sus campamentos, donde murieron varios integrantes de la organización y dos niñas de 11 años de nacionalidad argentina, que serían hijas de dirigentes del grupo insurgente, de acuerdo al Gobierno.

Acevedo informó además que aún no hubo ningún contacto de los captores con la familia del político liberal y adhirió al llamado humanitario de la familia para que los captores le suministren a Denis sus medicamentos. El expolítico fue sometido a una cirugía del corazón, además es hipertenso y diabético.

“15.000 nativos Guaraníes entraremos a buscarlos en el monte”

El funcionario, además, llamó la atención sobre el secuestro del chofer de Denis. “No hay que descuidar la desaparición del señor Mendoza”, dijo, citado por el diario ABC.

La madre del joven indígena contó por su parte que recibió un llamado de un número desconocido advirtiéndole que la situación de su hijo era mala. La mujer agregó que el hombre que la llamó no hablaba guaraní y que el número desde el que se hizo ese llamado fue puesto en conocimiento de la Fiscalía.

Ante esta situación, el pueblo indígena Paĩ Tavyterã exigió la liberación del chofer de Denis. “Sino nos devuelven a Adelio Mendoza en 24 horas, 15.000 nativos Guaraníes entraremos a buscarles en el monte. Sabemos dónde están”, dijo la vocera de la agrupación, Digna Morilla.

La vocera indígena anunció además que iniciarán una protesta con manifestación y corte sobre la ruta PY05.

La líder cuestionó la existencia de la supuesta Brigada Indígena del EPP, al enfatizar que el grupo criminal toma a los niños del campo para alistarlos a sus filas. Morilla fue contundente al decir que el EPP quiere hacerse dueño del bosque, pero que los que verdaderamente tienen derechos en esa zona son las comunidades indígenas.

El Partido Liberal exige cambios 

Por su parte, el Partido Liberal, la formación de Denis y la mayor de la oposición, exigió la renuncia de todas las autoridades de seguridad.  La formación reclamó el reemplazo de Acevedo y de Hugo Soto Estigarribia, el ministro de Defensa y pidió que se derogue la ley por la que fue creada la FTC, el cuerpo de militares y policías que combate al EPP.

Los liberales subrayaron la “manifiesta inconstitucionalidad” de esa ley, ya criticada por la oposición al considerar que la Constitución no permite a los militares intervenir en asuntos de seguridad interna.