“Se tiene que dejar de favorecer a los grandes agroexportadores”, paro nacional campesino contra el gobierno de Vizcarra

Los campesinos peruanos convocaron a un paro nacional agrario en demanda de medidas de apoyo a los pequeños y medianos productores en crisis por las importaciones. Con bloqueos de autopistas y la suspensión de trenes a la ciudadela inca de Machu Picchu, reclamaron “la defensa del agua, la tierra y la producción”.

La mayor concentración se ubicó en la plaza Dos de Mayo, ubicada en la ciudad de Lima, pero las marchas se replicaron también por otras regiones, como Arequipa, Piura y Amazonas. “Es lamentable lo que está viviendo el sector agricultor, un abandono total del Gobierno” condenó uno de los voceros de la Central Única de las Rondas Campesinas, Juan García.

La protesta de 24 horas fue convocada por los gremios agrarios para exigir que Perú eleve los aranceles a los alimentos importados, entre otras peticiones.

Los campesinos denunciaron que la agricultura ha sido el sector más olvidado por los gobiernos peruanos en los últimos 30 años, a pesar de que el país es “productor de papa, arroz y leche”. “Se tiene que dejar de favorecer a los grandes agroexportadores para atender a la pequeña y mediana agricultura”, indicó por su parte el dirigente Clímaco Cárdenas a la prensa.

La Confederación Nacional Agraria confirmó que las labores agrícolas representan el 97 por ciento de la producción peruana y aquellos que labran la tierra son el 25 por ciento de la fuerza trabajador del país.

Por su lado, el gobierno de Martín Vizcarra propuso un “acuerdo nacional” que contemple medidas especiales en favor de los pequeños productores del país.

“Una cosa superinteresante sería tener un acuerdo nacional por el agro que realmente nos una a todos y todas, los que tenemos que tomar decisiones, los que tienen que beneficiarse de estas decisiones”, manifestó la ministra de Agricultura, Fabiola Muñoz, al canal TV Perú.

La ministra dijo que la prioridad del gobierno es apoyar a los pequeños agricultores, más del 90% de los cuales se encuentran en situación de “subsistencia”.