Se suspenden las protestas en Ecuador por el fin de semana largo

Las organizaciones indígenas y de trabajadores que protestaban en Ecuador desde el martes contra la política económica de Guillermo Lasso suspendieron las marchas y huelgas hasta el 7 de noviembre. 

Lasso invitó a la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), la principal organización del sector, a “dialogar y buscar entendimientos” en un encuentro el 10 de noviembre en la sede de la Presidencia.

Sin referirse puntualmente a esa propuesta ni, mucho menos, atribuirle la decisión a esa invitación, la Conaie y el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) anunciaron que suspendían las protestas, que podrían retomar en noviembre.

El argumento fue que el país se encamina a un fin de semana largo (desde el sábado hasta el martes 2) y que, además, Lasso estará fuera del país por su viaje a Europa a participar de la cumbre climática.


El titular de la Conaie, Leonidas Iza, anunció que visitará varias provincias para comunicar a las bases las decisiones de la organización.

Ya anoche el FUT había adelantado que suspendía la protesta y que retomaría “las acciones de lucha luego del largo feriado”.

El sector tiene su propio motivo de lucha extra, el rechazo al proyecto gubernamental de reforma laboral, por lo que prevé un encuentro nacional para discutir la chance de una huelga.

En un comunicado, la Unión de Organizaciones Campesinas de Cotacachi (Unorcac) también confirmó el “receso de las movilizaciones por motivo de la ausencia del presidente Lasso”, tras una reunión con varias entidades, entre ellas la Conaie y Ecuarunari.

El enfrentamiento con el Gobierno

El Gobierno ecuatoriano lleva semanas de enfrentamiento con varios sectores sociales por sus políticas económicas, sobre todo la suba de hasta el 12% del combustible, lo que impulsó las movilizaciones en todo el país desde el martes.

La semana pasada, Lasso suspendió un incremento mensual del precio de los combustibles, vigente desde el año pasado, y congeló el valor, pero antes fijó una suba para el diésel y la nafta, desoyendo las demandas de sindicatos y organizaciones.

Ayer, mientras se cumplía el segundo día consecutivo de protestas en demanda del congelamiento del precio de los combustibles, Lasso formuló un llamado general al diálogo.

Durante dos días, miembros de la Conaie bloquearon rutas, sobre todo las que conectan Quito con el resto del país y Colombia, y levantaron barricadas, mientras en Quito marcharon sindicatos y estudiantes, todo en medio del estado de excepción que dispuso el Ejecutivo por dos meses.

La medida, decretada la semana pasada por Lasso para combatir el narcotráfico, incluye la militarización de nueve provincias pero no un recorte de garantías individuales como el derecho a la reunión o protestas.