“¡Salven al Amazonas!”, manifestantes en todo el mundo pidieron medidas urgentes para frenar el fuego

Al grito de «Salven el Amazonas» y otras consignas en contra de Jair Bolsonaro, miles de personas se manifestaron ante embajadas y consulados de Brasil de todo el mundo para exigir medidas urgentes para frenar los incendios que siguen avanzando en el llamado “pulmón del planeta”. En Brasil, además, se registraron manifestaciones multitudinarias en Río de Janeiro, Sao Paulo y la capital Brasilia. De las protestas participaron personalidades destacadas de la cultura, entre ellos Caetano Veloso.

Una de las marchas se realizó en la popular playa de Ipanema, en Río de Janeiro. Con pancartas en las que se leía «Quemen a los fascistas, no al bosque» o «¿Cuánto vale el aire que respiramos?», los manifestantes ocuparon una de las más emblemáticas playas cariocas para protestar contra los incendios que se extienden rápidamente por la selva amazónica.

El reconocido cantautor Caetano Veloso, uno de los creadores del Movimiento Tropicalista, declaró que se unió a las protestas para luchar «por la naturaleza» y contra «las decisiones que están siendo tomadas por el Gobierno actual».

El artista también calificó como «inaceptable» la «postura oficial» de Bolsonaro con respecto al medioambiente. «Estoy aquí para levantar la bandera de la preservación ambiental. Los incendios en la Amazonía dejaron en evidencia la importancia de hacerlo», aseguró Veloso.

Estuvieron presentes en la manifestación el periodista estadounidense Glenn Greenwald y el exministro de Medio Ambiente Carlos Minc, quien tildó a Bolsonaro y al actual titular de la cartera, Ricardo Salles, de «auténticos exterminadores del futuro sostenible».

Al ritmo de los tambores y de la samba, los manifestantes marcharon por las calles de Ipanema mientras gritaban «Salven la Amazonía», «Fuera Bolsonaro y Salles» y «Bolsonero», en alusión al emperador romano Nerón y el gran incendio de la Roma Antigua.

Además de Río, se realizaron manifestaciones en las ciudades de Belo Horizonte (sudeste), Piracicaba, en el interior de San pablo, y Porto Velho, la capital regional del amazónico estado de Rondonia, uno de los más afectados por el fuego y que desde este sábado cuenta con el refuerzo de tropas militares para el combate de los incendios.

También hubo manifestaciones en todo el mundo.

Chile 

Siguiendo la convocatoria internacional y bajo el lema «Si el Amazonas arde, nosotros también», unas 200 personas se reunieron durante dos horas en las afueras de la embajada de Brasil en Santiago.

Al grito de «El pueblo consciente, defiende al medioambiente», activistas y manifestantes se pronunciaron en contra de las políticas del mandatario brasileño. «Este no es un problema de Brasil, sino que es un problema de todos, en Chile, España o Brasil», afirmó Montserrat Llovet, actriz española radicada en Chile.

Argentina

Centenares de jóvenes ambientalistas y manifestantes de izquierda reclamaron frente a la embajada brasileña en Buenos Aires. Los activistas llevaban carteles con la leyenda «Fuera Bolsonaro, sojeros y mineros de la Amazonía», mientras entonaban cantitos contra las políticas medioambientales del mandatario brasileño.

«Hay pasiones en los jóvenes por estos temas ambientales. Los adultos debemos preguntarles a ellos qué hacer porque saben más de todo esto», dijo a la prensa frente a la embajada Juan Carr, de la ONG Red Solidaria.

Colombia 

Cientos de personas, entre las que había indígenas con penachos y el rostro pintado, se reunieron en Bogotá frente a la embajada de Brasil en rechazo a las que consideran políticas antiambientales del presidente Bolsonaro.

«Los colonos prácticamente nos están quitando todo y estamos quedando sin territorio», denunció Paola Atama, miembro de edad avanzada de la etnia amazónica Ocaina Uitoto. «Estoy muy triste por eso, porque soy de la selva, soy indígena y la selva para mí es mi madre», dijo.

Perú

Unas 300 personas protestaron frente a la embajada de Brasil en Lima, custodiados por la policía. Entre los manifestantes pudieron verse algunos vestidos con atuendos típicos de pueblos de la Amazonía, selva que cubre más de la mitad del territorio peruano.

«La selva no se quema», «Arriba la Amazonía abajo Bolsonaro», gritaban los manifestantes, alzando carteles que decían: «Quema al fascista no a la Amazonía”, “Ayuda a la Amazonía» y otras consignas.

México

Al ritmo de una batucada y gritando «¡Bolsonaro, ecocida!» y «¡No maten al planeta!», un centenar de personas protestaron ante la embajada de Brasil en Ciudad de México para exigir acciones inmediatas para combatir el siniestro.

«Bolsonaro no ha hecho nada para parar el fuego, no tomará acciones a menos que tenga toda la presión internacional», dijo Patricio Buenrostro, mexicano de 41 años e integrante de la organización Extinction Rebellion México.

Ecuador

Al grito de «Todos somos Amazonía», cientos de personas protestaron de manera pacífica frente al edificio donde funciona la embajada de Brasil en Quito, que estuvo resguardado por policías.

Activistas de organizaciones ambientalistas bloquearon una avenida al pie de la sede diplomática, por la cual marcharon luego con grandes pancartas con leyendas como «El capitalismo y el especismo matan a la Amazonía» y «El planeta está en llamas». También protestaron contra Bolsonaro, a quien en carteles tildaron de «fascista» y «asesino».

Guatemala

Más de medio centenar de ambientalistas y un grupo de frailes franciscanos protestaron bajo una intensa lluvia frente a la embajada de Brasil en la capital de Guatemala. «Se ve se siente, la tierra está caliente», «Respeta la existencia o espera la resistencia» y «Nuestros pulmones arden», decían los carteles.

Reino Unido

«Paren la destrucción ahora», «Salven nuestro planeta» y «¿De verdad prefieren las hamburguesas al oxígeno?» podía leerse en las pancartas de la concentración en Londres, organizada por Extinction Rebellion. Cientos de manifestantes, alejados de la entrada de la embajada de Brasil por vallas policiales, cortaron el tráfico frente a la embajada, provocando un gran atasco en el centro de Londres.

«Hemos visto las imágenes horribles (de la selva en llamas) y queremos hacer algo en solidaridad con la gente de Brasil. También tenemos hijos y nos gustaría que crecieran en un mundo que tiene sus pulmones», dijo a la Luisa Steward, profesora de inglés de 36 años.

Irlanda

En Dublín, un centenar de miembros de XR ocupó el vestíbulo del edificio donde se encuentra la embajada brasileña, a la que no llegaron a entrar, con pancartas que decían «¡Salven la Amazonía! No al Mercosur» y «Nuestros pulmones están en llamas».

España

«No es fuego, es capitalismo», denunciaron cientos de personas reunidas frente al consulado de Brasil en Barcelona, que calificaron a Bolsonaro de «asesino» y «fascista», entre cánticos de «Bella Ciao», el himno antifascista italiano que disfruta de una renovada popularidad gracias a la serie «La casa de papel». «Son incendios provocados con el beneplácito del gobierno brasileño», dijo Aitor Urruticoechea, portavoz de Fridays For Future Barcelona.