Revés para Piñera: el Congreso se negó a debatir su reforma previsional

En medio de masivas manifestaciones, la Cámara de Diputados rechazó ayer el tratamiento de la reforma previsional impulsada por el gobierno de Sebastián Piñera, cuestionada por mantener el sistema de empresas privadas dedicadas a administrar los fondos generados con los aportes jubilatorios, las AFP. El fracaso en el Congreso llegó luego de que el presidente se negara a implementar 10 modificaciones esenciales a la iniciativa reclamadas por la oposición.

Por 7 votos contra 6, la Comisión de Trabajo y Seguridad Social de la Cámara rechazó el debate de la reforma, mientras afuera miles de chilenos marchaban para reclamar que se ponga fin al negocio de las Administradoras de Fondos de Pensiones, conocidas por sus siglas AFP.

“Bien por los diputados y diputadas que se mantienen leales a la gente y rechazaron seguir incrementándole el negocio a las AFP !!! Bien por cumplir con su compromiso de ‘Ni un Peso más a las AFP’”, destacaron desde la coordinadora que nuclea el rechazo contra los fondos de pensiones privados.

La votación en el Congreso estaba pautada para el jueves pasado, pero fue suspendida ante la falta de respuesta de Piñera a los diez puntos planteados por la oposición. Los diputados habían pedido aumentar inmediatamente las pensiones en al menos un 20 por ciento (contra el 4 por ciento ofrecido por el oficialismo), una representación de los afiliados que contribuya a su mayor participación social y la creación de una nueva institución pública que administre la cotización adicional, hoy en manos de las AFPs.

“Queremos avanzar en más seguridad social para Chile pero proyectos del Gobierno solo profundizan actual modelo de explotación de la clase trabajadora. Como bancada votamos #NoMásAFP, porque a casi 40 años, entrega pensiones miserables pero millonarias utilidades a las administradoras”, destacó por su parte la diputada Camila Vallejo del Partido Comunista.

Para Piñera, la negativa del Congreso fue un “duro golpe” para los jubilados. “Rechazo a reforma previsional por diputados de Comisión de Trabajo significa duro golpe a 1,6 millones de pensionados del Pilar Solidario, mujeres, clase media y adultos mayores no valentes cuya pensión subirá significativamente con reforma”, afirmó el Mandatario a través de Twitter. “Confiamos en que la sala de la Cámara corrija este grave daño”, agregó el Jefe de Estado.

Los trabajadores chilenos deben destinar el 10 por ciento de sus ingresos a cuentas individuales administradas por estas empresas privadas. Estas invierten ese dinero y cobran a los trabajadores una comisión por las transacciones y otras cuotas. En este sentido, el dinero que recaudan las AFP es más del doble de lo que pagan en pensiones. Mientras tanto, los empleadores y el Gobierno chileno no contribuyen a las cuentas de los trabajadores.