Revés judicial contra el alcalde evangelista: prohíben todo tipo de censura hacia publicaciones LGBT+

La corte suprema de Brasil prohibió cualquier tipo de censura hacia publicaciones que aborden temas LGBT+ en la Bienal del Libro de Río, después de que el alcalde evangélico de esa ciudad iniciara una cruzada contra una historieta de Marvel que muestra un beso entre dos superhéroes. La decisión revierte un fallo de un tribunal inferior y pone fin a una pulseada jurídica generada por un intento del alcalde Marcelo Crivella de retirar de la circulación obras que considera «inapropiadas» para niños y adolescentes.  

El presidente del Supremo Tribunal Federal (STF), Dias Toffoli, consideró que la censura era ilegal porque el hecho de considerar «inapropiados» solamente los contenidos LGBT viola el principio de igualdad garantizado en la Constitución de Brasil.

Otro juez del STF coincidió con la decisión de Toffoli alegando que el gobierno local había incurrido en un acto de «censura previa» de contenidos artísticos. 

La posición del máximo tribunal del país llega en el último día de la exposición, pero supone un alivio para quienes temían un empuje de censura de parte del alcalde evangélico más allá de este evento. 

El STF autorizó en 2011 la unión civil entre personas del mismo sexo y les concedió otros derechos como la adopción de hijos y la herencia. Este año además, la Justicia brasileña criminalizó la homofobia, otro paso importante para las minorías sexuales en uno de los países con más asesinatos de personas de la comunidad LGBT del mundo. 

Un beso que no le gustó al alcalde

Todo comenzó con un beso en una de las historietas de Marvel que estaba a la venta en la Bienal, «Vengadores, la cruzada de los niños». En ella, el hechicero Wiccan y el guerrero Hulkling, dos personajes de los Jóvenes Vengadores que en la trama mantienen una relación amorosa, están abrazados, besándose, totalmente vestidos.  

Al conocerse la imagen el alcalde evangelista de Río de Janeiro determinó el jueves que los ejemplares del cómic fuesen retirados y ordenó una inspección de agentes de la Secretaría del Orden Público (Seop) en busca de otros contenidos «inapropiados». 

Tras revisar los 150 puestos de la exposición el viernes, los inspectores afirmaron que no hallaron ningún ejemplar ni otros contenidos en conflicto con la ley. 

La decisión del alcalde tuvo el efecto contrario: los números de la historieta se agotaron rápidamente y miles de usuarios replicaron el contenido en las redes sociales para rechazar la censura.

El sábado, la ilustración del beso fue portada del periódico de mayor circulación nacional, Folha de S. Paulo, y el popular youtuber brasileño Felipe Neto (con más 34 millones de suscriptores en su canal) compró y distribuyó gratuitamente 14.000 títulos LGBT+ de editoriales que exponen en la Bienal. Las obras fueron envueltas y distribuidas en bolsas negras con un adhesivo que advertía irónicamente: «Este libro es inapropiado para personas atrasadas, retrógradas y prejuiciosas».

Decenas de jóvenes marcharon por los corredores de la Bienal empuñando libros, banderas multicolores que representan al colectivo LGBT y gritando consignas contra el alcalde y contra la censura. 

El intendente de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, es un exobispo de la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD). Fue elegido en octubre de 2016 con casi el 60% de los votos, pero su popularidad se gastó rápidamente: en marzo de 2018, el 58% de los habitantes de Río reprobaban su gestión, según la última encuesta realizada por el instituto Datafolha.