Retiraron el monumento a Kirchner de la sede de la Unasur

La estatua del expresidente Néstor Kirchner fue retirada de la sede de Unasur al norte de Quito. La decisión había sido tomada en agosto por la Asamblea Nacional de Ecuador (Parlamento). El monumento, que homenajeaba al primer secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), con una mano alzada y la corbata al viento, fue removido de la entrada principal de la sede de dicha organización internacional. 

El Parlamento ecuatoriano resolvió hace nueve días avalar la salida del país del organismo multilateral, cuya sede se encuentra ubicada en la Mitad del Mundo, al norte de Quito.

La Cancillería que es propietaria del inmueble no se pronunció oficialmente sobre la retirada estatua de Kirchner, que fue un regalo del Gobierno de Cristina Fernández a la entidad a finales de 2014.

La base de la estatua apareció hoy cubierta con un plástico negro, mientras se desconoce el destino del monumento ya que ningún organismo oficial informó sobre su futuro paradero. La pieza había sido elaborada en Buenos Aires por el escultor Miguel Gerónimo Villalba y tenía un valor estimado de 114.000 dólares.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, anunció que el edificio de Unasur, que se encuentra en desuso, se convertirá en una universidad indígena.

La crisis en la organización se inició en 2017 cuando los doce Estados miembros no pudieron ponerse de acuerdo sobre un nuevo secretario general, se agravó por las posiciones enfrentadas sobre la crisis venezolana y entró en una fase crítica cuando, en abril de 2018, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú suspendieron su participación y financiación.

El pasado 21 de marzo, los jefes de Estado de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú se reunieron en Santiago de Chile en el Encuentro de Presidentes de América del Sur, una cita que supuso la creación de un nuevo bloque con el fin de reemplazar a Unasur.

La Unión de Naciones Suramericanas nació en 2008 con doce estados miembros de los que ahora solo quedan Bolivia, Guayana, Surinam, Uruguay y Venezuela.