República Dominicana votó en plena pandemia: ganó el opositor Abinader

El economista y acaudalado empresario opositor Luis Abinader se impuso holgadamente en primera vuelta de las elecciones presidenciales celebradas este domingo. Dominicana es el país más afectado por el coronavirus en Centroamérica y el Caribe y el primero de toda América latina en realizar elecciones desde que se pusieron en vigencia las cuarentenas.

Abinader, del opositor Partido Revolucionario Moderno (PRM), logró el 52,51% de los votos frente al 36,07% del oficialista Gonzalo Castillo, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

El empresario de 52 años, quien dio positivo y se recuperó del coronavirus, destacó la participación de los electores en la apertura de la jornada. El ausentismo era una preocupación central tanto del candidato opositor, como de Castillo y del expresidente Leonel Fernández, candidato de Fuerza del Pueblo, quienes aspiraban a forzar una segunda vuelta.

La victoria del opositor supone la primera alternancia en el partido gubernamental desde 2004 y una gran derrota para el PLD, formación que controlaba el Parlamento y llevaba cuatro mandatos seguidos al frente del Ejecutivo, primero con Fernández y luego con Danilo Medina.

Votar en plena pandemia

Los centros de votación registraron una afluencia similar a la de otros comicios, con mayoría de votantes con tapabocas y máscaras faciales, y en muchos casos respetando el distanciamiento social, aunque también en otros se observaron aglomeraciones.

Foto: EFE

Dominicana es el país más afectado por la pandemia en Centroamérica y el Caribe, con 37.425 casos y 794 muertes.

De hecho, uno de los 76 miembros de la misión de observación electoral de la OEA dio positivo a una prueba de coronavirus y fue aislado. El funcionario debió haberse contagiado dentro de la República Dominicana, pues todos los integrantes de ese equipo se habían sometido a exámenes antes de viajar y habían dado negativo.

Abinader, un empresario millonario

Antes de dedicarse a la política, Abinader dedicó su vida al grupo empresarial Abicor, empresa familiar dueña de una universidad, de una de las principales fábricas de cemento del país y de varios proyectos inmobiliarios.

“Me considero un emprendedor exitoso, pues fundé varios hoteles y una fábrica de cemento. En un momento dado teníamos más de 1.300 habitaciones hoteleras en el país, solo superados por los inversionistas españoles”, dijo en una entrevista televisiva. Reveló que su familia se deshizo de los hoteles a través de un “muy buen negocio” y que él de manera particular dejó la presidencia del grupo para dedicarse por completo a la política.

Abinader promete modernizar el Estado y combatir la corrupción, la impunidad y el clientelismo, prácticas que atribuye al PLD. En su discurso de victoria, dijo que va a gobernar para todos los dominicanos y celebró que el país diera un “firme paso de avance hacia su democratización, institucionalidad y desarrollo”.

También afirmó estar convencido de que su partido enfrentará los desafíos “más difíciles” de la historia del país y dijo que dedicará su Gobierno a proteger la salud, reactivar la productividad de las empresas, recuperar los empleos destruidos por la crisis de la covid-19 y rescatar la confianza en las instituciones democráticas.

“El camino que nos queda por delante no será fácil, caminaremos con determinación, pero también con prudencia. Solo con la verdad y la confianza podremos conseguir la unidad necesaria y refundar nuestra democracia y desarrollar nuestra nación”, agregó ante sus partidarios.