Represión en Chile: denuncian torturas, secuestros, abusos sexuales y detenciones de niños

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile denunció graves violaciones a los derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad chilenas, que desde el viernes salieron a las calles -bajo el estado de excepción y toque de queda- para detener las masivas protestas convocadas por los estudiantes y otras organizaciones en contra del gobierno de Sebastián Piñera. El organismo denunció torturas, abusos sexuales, disparos a corta distancia y maltrato físico hacia los detenidos. También remarcó que entre los detenidos hay 169 niños, niñas y adolescentes. 

Según la información que recabó el INDH sobre los detenidos, desde el organismo aseguraron que hay nueve personas heridas en estado grave. De acuerdo a los testimonios, los detenidos acusaron uso desmedido de la fuerza al momento de la detención, vejaciones injustas a niños, malos tratos, golpes en rostros y muslos, torturas, desnudamientos a mujeres y hombres y vejaciones sexuales.

Frente a estas graves denuncias, el director del organismo, Sergio Micco, aseguró que planean presentar diferentes querellas por cada caso de exceso en el uso de la fuerza y violencia policial.

El director del INDH detalló que en base al registro en terreno, realizado por los funcionarios del Instituto, 44 personas resultaron heridas en la Región Metropolitana. Nueve son los casos más graves, entre ellos los de un hombre que recibió un disparo a cinco metros de distancia y se encuentra en estado grave.

El INDH identificó a un niño que tiene alojadas balas en el hígado, riñón y en sus piernas; a una niña herida con un balín en la pierna; a un hombre que recibió una bomba lacrimógena en su rostro y otras seis personas con lesiones oculares. Estas constataciones fueron hechas en los hospitales Félix Bulnes, San Juan de Dios, Clínica Dávila, San Borja y Clínica Alemana. 

Según datos oficiales, las víctimas fatales ascenderían a 18, aunque desde algunas organizaciones sostienen que serían más de 40. Si bien el gobierno reconoce que hay más de 1.600 detenidos, desde la Fiscalía de Chile aseguran que el número de detenidos supera los 5.000.

Primera denuncia por tortura

El director del organismo, Sergio Micco, confirmó que hay un recurso de amparo en curso por el caso del joven Nicolás Luer Santis, a raíz de testimonios de personas que aseguran haber estado privadas de su libertad en diferentes estaciones del metro. Ayer por la noche, el INDH acudió al lugar junto con un juez y efectivos de la Policía de Investigaciones en Chile para recabar información sobre las acusaciones.

La hermana de la víctima también denunció lo sucedido en su cuenta de Instagram. Allí contó que al joven “lo torturaron los Carabineros”. “Ahora estamos constatando lesiones, está traumado, lo ingresaron los pacos al metro Baquedano por la salida de Bustamente al subterráneo, le pegaron con toallas mojadas, lo luxaron, está traumado”, relató al tiempo que advirtió que los efectivos “retienen a la gente durante las marchas, abajo”.

Micco aclaró que hay otras 20 querellas por diversos delitos cometidos en el estado de excepción. “Creo que en las próximas horas van a aumentar. Hay un recurso de amparo constitucional porque en una comisaría los tratos inhumanos, crueles y degradantes son inaceptables», subrayó en diálogo con el medio local Cooperativa.

Cinco de las denuncias tienen que ver con personas fallecidas por la presunta acción de militares y Carabineros, por quienes el INDH presentó querellas por homicidio.

Denuncias de abuso sexual a detenidas

«Dos de las querellas son por hechos de violencia sexual contra mujeres en comisarías. Una de ellas relata haber sido puesta boca al suelo sobre la basura y con el arma de servicio, haber sido amenazada con dispararle si se movía, para luego tocar su cuerpo con el fusil y amenazarla con penetrarla con el arma. Otra señala haber sido desnudada completamente por parte de efectivos policiales, obligada a hacer sentadillas, insultada y amenazada con violencia sexual”, informó el instituto a la prensa local.

La Asociación de Abogadas Feministas (ABOFEM) denunció en un comunicado que los Carabineros están incumpliendo “en forma grave y reiterada los protocolos de actuación ante detenciones y represión en contexto de protestas, violando los derechos de las personas detenidas”.

Las abogadas feministas alertaron que se está agrediendo a los detenidos “de forma innecesaria, no prestando ni facilitando atención médica de urgencia, obligando a mujeres a desnudarse en forma vejatoria, disparando bombas lacrimógenas y balines en forma directa contra el cuerpo de los manifestantes y haciendo uso de armamento de fuego de manera ilegal”.

Un niño muerto

Este miércoles, las autoridades chilenas confirmaron entre la lista oficial de muertos la presencia de un niño de 4 años.

El nene estaba con un adulto cuando un conductor en estado de ebriedad embistió con su vehículo a un grupo de manifestantes. El adulto también murió producto del arrollamiento.

El INDH registró a su vez 137 personas heridas por arma de fuego.