Renuncia masiva de médicos en el único hospital público del Amazonas colombiano

Más de 30 médicos del hospital público de Leticia, capital del departamento colombiano del Amazonas, renunciaron este lunes ante la falta de garantías para atender a los pacientes de coronavirus sin riesgo de contagio. Según aseguraron los trabajadores, a la falta de insumos que se registra en todo el país, se suma en este caso también la ausencia de “medidas de bioseguridad para la prestación de servicios de la salud”.

Según el texto, por la ausencia de protocolos claros frente a la pandemia se generó “caos a nivel interno y contaminación en áreas que no atienden ese tipo de pacientes”. “No podemos ser partícipes de las decisiones arbitrarias y las no garantías al personal; en cambio sí debemos procurar proteger nuestra vida y la de los demás. Por lo expuesto y como compromiso a nuestra profesión se atenderán urgencias vitales, no covid-19 ”, señaló el personal médico en el comunicado de renuncia.

El Hospital San Rafael es el único centro médico estatal en un departamento de casi 66.000 personas, que además colinda con Perú y Brasil -la nación latinoamericana con mayor número de casos por la pandemia (con 2.575 muertes y más de 40.581 casos en el último balance)-. El departamento del Amazonas tiene hasta el momento cuatro casos confirmados del nuevo coronavirus, de un total nacional de 3.977 personas contagiadas y 189 fallecidas.

El médico Jairer Saurith graficó a medios locales el colapso en que está el hospital. De acuerdo a la trabajador de la salud, el fin de semana llegó un paciente de 56 años con hipertensión y alta sospecha de tener coronavirus. “Para atenderlo tocó improvisar una instalación aislada, pues requirió de ventilación mecánica. No tenemos las instalaciones precisas para atender este tipo de casos y tampoco elementos necesarios como el gasómetro, equipos portátiles de rayos X de tórax y déficit de medicamentos. El señor lamentablemente falleció requiriendo mejor atención”, contó el médico.

Su renuncia se suma a otras protestas del sector reclamando contra la precariedad del sistema de salud en medio de la pandemia. El presidente Iván Duque afirmó, desligandose de la situación, que la protección del personal de salud expuesto a un posible contagio en urgencias es antes que nada responsabilidad de sus empleadores.

En los últimos días, los médicos colombianos también denunciaron discriminaciones y rechazos para acceder a transporte público y a comercios por parte de personas que los consideran fuentes de contagio.