Rentas y apoyo internacional, el por qué del negocio narco en Colombia

Gustavo Petro, Senador Nacional por Colombia y ex candidato presidencial por la izquierda democrática, resaltó que uno de los grandes problemas a la hora de analizar el narcotráfico que azota ese país es pensarlo como algo independiente de la desigualdad social,  cuando en realidad son las brechas sociales las que generan “una toma de control del narco”. El economista relacionó también a ese “negocio rentista” con el capital internacional que lo financia y visibilizó su articulación con la política local. 

“El narco aparece en Colombia con mucha fuerza porque es una actividad rentista no productiva propiamente. La gran acumulación de riqueza que se da exportando cocaína es una renta que genera la prohibición mundial”, evaluó en Latinoamérica Piensa quien encabezó el movimiento Colombia Humana en junio de este año y estuvo a punto de vencer en el balottagge al candidato de la derecha, y actual presidente, Iván Duque.

Petro habla de una “nueva forma del narcotráfico”, a la que define como “multinacional” porque dice que que sus “centros de poder” están en Estados Unidos y México, no en Colombia. El senador advirtió que son visibles los vínculos entre estos “poderes mafiosos” y la política porque hay “nuevos actores de la violencia” que “están generando controles militares del territorio, dominio de la población y muertes de líderes sociales de manera sistemática” para perpetuar ese modelo. 

En esa línea, alertó sobre la amenaza que representa el delfín de Álvaro Uribe para los diálogos de paz con las FARC, los que asegura destruirá porque “ellos necesitan de la violencia” . “La violencia podría dañar la experiencia democrática en Colombia”, agregó Petro, quien destacó que es a través de ella que “la oligarquía colombiana logra su control social y político”.

Petro perdió con el 18 de junio de este año con Duque por unos escasos 12 puntos (41,81 por ciento frente al 53,98 por ciento del delfín de Uribe), aunque asegura que a pesar de esa derrota “ya se produjo un cambio político en la sociedad colombiana”. “Es una ruptura que se expresa en las enormes manifestaciones del movimiento estudiantil que se dan en todo el país con la proximidad de un paro general”, amplió y subrayó que las elecciones representaron “la caída de las facciones de extrema derecha y del conservatismo ideológico de la sociedad que ya es minoritario hoy”.

Al pensar en clave geopolítica, el senador colombiano advirtió que uno de los errores de los gobiernos progresistas en la región fue no haber podido “adelantarse a lo nuevo” al referirse a la ausencia de un proyecto energético por parte de todos los gobiernos de cambio  “para el momento en que se iban a desplomar los precios del petróleo”. “La integración latinoamericana se construyó sobre la base de una especie de institucionalismo, la Unasur y de una especie de articulación sobre la base energética basada en el petróleo y el carbón, que es anacrónica porque es de lo cual la humanidad tiene que escaparse”, puntualizó.

Otro problema para petro fue “la no integración alrededor del conocimiento”.  “No asumió ese nuevo papel, esa sociedad del conocimiento ni logró profundizarlo”, explicó