“Relegan la salud sexual de mujeres y niñas”, masiva marcha feminista en Honduras para reclamar derechos

Los colectivos de mujeres en Honduras se manifestaron este lunes para reclamarle el Estado que apruebe una ley de educación sexual integral y legalice la Píldora Anticonceptiva de Emergencia (PAE) o “pastilla del día después” para prevenir embarazos no deseados en mujeres y niñas, teniendo en cuenta que este es el único país de la región que prohíbe el fármaco inclusive en casos de violencia sexual.

Con motivo del Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer, las organizaciones feministas y defensoras de derechos humanos destacaron que la salud integral representa un derecho humano “innegociable”.

Foto: EFE

Las mujeres indicaron en un pronunciamiento que “la estructura patriarcal del Estado sigue protagonizando la toma de decisiones sobre los cuerpos, vida y salud de las mujeres”, pese al “histórico momento” que vive el país al tener por primera vez en la historia a una mujer como presidenta de esta nación, Xiomara Castro.

“Honduras continúa relegando la salud sexual y reproductiva de las mujeres y niñas a un plano invisible, especialmente a aquellas que nos afectan otras condiciones e identidades”, dijo Rosa González, presidenta de la fundación Llaves.

La píldora del día después en Honduras

En 2009 durante el régimen de facto de Roberto Micheletti, que reemplazo al exmandatario Manuel Zelaya, tras el golpe de Estado del 28 de junio de ese año, se aprobó un decreto que prohíbe y penaliza el uso de la PAE, bajo el argumento de que la anticoncepción de emergencia es abortiva.

“Honduras obliga a niñas y mujeres a parir al prohibir la anticoncepción de emergencia y al penalizar el aborto en toda circunstancia”, señalan las activistas.

Agregan que los altos niveles de partos en niñas y adolescentes son “solo la pauta del iceberg de las falencias que han manifestado al no enfrentar las causas estructurales de ese problema, como la discriminación, violencia de género, racismo, capitalismo, exclusión social, desigualdad y pobreza”.

En ese sentido, piden a las autoridades hondureñas que eliminen primero la prohibición a los métodos anticonceptivos de emergencia pero que también garanticen una atención oportuna a las emergencias obstétricas “libre de estigma y criminalización” en los servicios sanitarios.

Por una ley de identidad de género y de educación sexual integral

Las feministas exhortan además a Honduras a firmar el protocolo facultativo de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, y a aprobar una ley integral de identidad de género y de educación sexual integral.

Foto: EFE

Las mujeres instan al Estado de Honduras a promover “planes concretos” para mejorar la vida y la salud de ellas, y acciones para “resarcir el daño histórico en la salud” de las hondureñas, así como disminuir el embarazo forzado.

El aborto es penalizado en Honduras en todas sus formas desde 1997 y varias iniciativas que buscan despenalizarlo en tres supuestos: riesgo de vida de la mujer, inviabilidad fetal y violación, no superaron las instancias legislativas.