Suman 22 los líderes sociales asesinados en dos meses

Al menos 22 líderes sociales y defensores de derechos humanos fueron asesinados en Colombia desde el 7 de agosto, cuando Iván Duque asumió la Presidencia. Así lo aseguró un informe del Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, que lo exhortó a tomar medidas. Cauca y Antioquia fueron los departamentos más afectados.

El colectivo denunció la falta de acción de Duque, en tanto no “envió mensajes claros en materia de garantías y protección a los líderes sociales”. Para la organización, la problemática debe ser encarada, no desde el tema de la protección física, sino desde las causas estructurales que originan estos hechos.

Aseguraron también que los asesinatos que se registraron en los últimos dos meses están vinculados a reclamos de tierras y recursos naturales que desprenden de las actividades campesinas y de algunas etnias establecidas en Colombia.

“Lo que se ha demostrado es que existen unos patrones de agresión que indican que no se trata de hechos aislados, sino que, efectivamente, han habido seguimientos previos: la mayoría de los crímenes se ha cometido con armas de fuego, lo que indica que detrás de esto hay estructuras ,y mientras no se desmonten, no se va a avanzar en materia de protección de líderes sociales”, señaló la presidenta del Colectivo de Abogados, Zoraya Gutiérrez en declaraciones radiales.

La presidenta del Colectivo de Abogados puntualizó que el 80% de los asesinatos corresponde a integrantes de organizaciones campesinas y étnicas, mientras que el 13% de homicidios están asociados a líderes que exigen al Gobierno el cumplimiento del punto cuatro del acuerdo de paz, relacionado con la sustitución de cultivos de uso ilícito.

“Otras cifras de otras organizaciones dan cuenta que desde la firma del acuerdo de paz se habrían presentado más de 323 asesinatos contra líderes sociales y defensores de derechos humanos”, advirtió Gutiérrez, quien insistió en que es fundamental que continúe la implementación de los diálogos de paz para no retomar nuevos ciclos de violencia.