Reformular la ONU para la paz

Latinoamérica y el Mundo 

Durante la Asamblea General de la ONU los representantes latinoamericanos se manifestaron en contra de la dominación de los mercados financieros y pidieron se le ponga fin a esta forma de colonialismo, al que Cristina Kirchner calificó como «terrorismo económico». Además, criticaron las intervenciones militares de Estados Unidos y requirieron que la organización trabaje por la paz.

univisionkansas

Silvia Ayuso – Cubadebate (Cuba) 

El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió este miércoles durante la Asamblea General de la ONU una transformación en la estructura de entidades como el FMI y el Banco Mundial (BM) para poner fin al “colonialismo financiero”.

Morales dijo que es urgente “transformar profundamente las estructuras excluyentes” de entidades como el FMI y el BM, como parte de un proceso mayor de “transformación de la arquitectura financiera mundial”.

De acuerdo con el mandatario boliviano, tales organismos “no pueden estar gobernados sólo por los países desarrollados, que a través de hábiles estrategias financieras chantajean y oprimen a los países en desarrollo y en particular a los más pobres”.

A ese proceso “nosotros llamamos erradicar el colonialismo financiero”, añadió Morales.

El mandatario boliviano también se refirió en su discurso ante la ONU a la demanda de una salida al mar para su país. Ese derecho, aseguró, es “pisoteado por una brutal invasión promovida por intereses empresariales coloniales”.

Morales afirmó de forma categórica que la demanda de su país “no busca alterar el orden internacional” de fronteras ni cuestionar “los tratados internacionales, tal cual pretende hacer creer el gobierno de Chile”.

Por esa razón, el presidente boliviano pidió a los países que participan de la 69ª Asamblea General de la ONU “que nos acompañen, no sólo a Bolivia, también a nuestro vecino Chile, en este desafío por la paz, la justicia y el derecho”.

Bolivia presentó ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya una demanda para exigir a Chile una negociación sobre una salida soberana al mar. Chile, por su parte, decidió en julio impugnar la competencia de la CIJ para juzgar la demanda.

Durante su discurso en la ONU, Morales añadió que los países presentes en la reunión tienen pendiente un compromiso para erradicar la pobreza y el hambre.

Para que eso sea posible “debemos combatir las fuerzas despiadadas e inhumanas del capital y del mercado, el poder omnipresente de los bancos y usureros que lucran con el consumismo y el hambre”, agregó.

Cristina: Fondos buitre son terrorismo económico y financiero

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández condenó a los “fondos buitre” y los acusó de ejercer un “terrorismo económico y financiero” durante su presentación del miércoles ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Cristina dedicó la primera mitad de su discurso a esos fondos especulativos que motivaron un default técnico de su país y agradeció a la Asamblea General por la sanción de resolución 68/304 del 9 de septiembre de abocarse a la construcción de una convención multilateral que genere un marco jurídico obligatorio en materia de restructuración de deuda soberana de todos los países.

“Cuando se debe el 161 por ciento del PBI, la culpa no es solo de los deudores”, sostuvo la presidenta argentina. “Asumimos la responsabilidad pero pedíamos que el Fondo Monetario Internacional y los acreedores que habían prestado a tasas usureras también asumieran parte de la responsabilidad de ese endeudamiento”, acotó la mandataria al hablar de la necesidad de legislar la restructuración de deudas.

La Asamblea aprobó la iniciativa sobre la reestructuración de la deuda con 124 votos a favor, 11 en contra y 41 abstenciones. Estados Unidos fue uno de los países que votó en contra, diciendo que el nuevo marco “generaría incertidumbre en el mercado”.

Si bien la resolución no es vinculante, el voto fue una victoria moral para Argentina, que lleva más de una década de batalla judicial contra varios fondos de inversión estadunidenses que le exigen la cancelación de títulos en cese de pagos.

Dijo que su país “tiene capacidad de pago, voluntad de pago y que va a pagar su deuda pese a acoso de fondos buitres”, y destacó que el problema es con un 1 por ciento de sus acreedores que no aceptaron la reestructuración del pago de la deuda acordada con 92.4 por ciento de los acreedores.

Ese 1 por ciento, según Cristina, pretende ganancias “a una tasa de 1608 por ciento y están obstruyendo el cobro de quienes confiaron en Argentina.

Argentina quiere un marco regulatorio que fije normas que impliquen que si la mayoría de los acreedores acepta las condiciones de una reestructuración de deuda ésta debe ser aceptada por la totalidad de los tenedores de bonos.

Un juez neoyorquino ordenó en 2012 que Argentina no puede pagar a los bonistas que aceptaron los canjes de deuda que realizó el país en 2005 y 2010 si no paga también a los inversores que compraron esos títulos a precio de ganga y luego no aceptaron las condiciones establecidas en esos canjes.

Esos últimos son lo que el gobierno argentino tilda de “fondos buitre” y exigen al país latinoamericano el pago de al menos 1,500 millones de dólares. Argentina se niega a cumplir con la sentencia del juez de Nueva York Thomas Griesa que la obliga a pagar esa cantidad. Debido al conflicto, las agencias calificadoras declararon a Argentina en default técnico a fines de julio.

Cristina dijo que “fondos buitre” no es un término caprichoso acuñado por líderes populistas de América Latina o Africa.

“Uno de los primeros líderes que lo mencionó fue el primer ministro inglés Gordon Brown en 2002. Los mencionó como algo indigno”, expresó.

“Celebro que esta Asamblea haya tomado el toro por las astas y espero que entre este año y el próximo hayamos podido construir un marco regulatorio de restructuración de deuda soberana para que a ningún otro país le pase lo que hoy le está pasando a Argentina”, dijo la presidenta.

Dilma: Los países en desarrollo deberían estar mejor representados

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo este miércoles a Naciones Unidas que los países en desarrollo deberían estar mejor representados en instituciones financieras internacionales que, de lo contrario, corren el riesgo de perder legitimidad.

“El retraso en la ampliación de los derechos de voto de los países en desarrollo en estas instituciones es inaceptable”, dijo Rousseff en un discurso ante la Asamblea General de la ONU.

La presidenta brasileña dijo que era fundamental eliminar la disparidad entre la importancia de las economías emergentes y su “insuficiente” representación en instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

Rousseff dijo también que su gobierno está a favor de que se establezca una Misión de Naciones Unidas para una Respuesta de Emergencia contra el Ébola, un día después de que expertos mundiales emitieron nuevas advertencias sobre la escala del brote de la enfermedad en África Occidental.

 

Redacción- AVN (Venezuela) 

«No se combate al terrorismo haciendo sonar tambores de guerra», fue la reflexión hecha por la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, durante su intervención ante la 69ª Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que se celebra en Nueva York, Estados Unidos.

En relación a los planes bélicos de algunos países miembros de este organismo contra otras naciones, la mandataria criticó que «siempre hayan ríos de sangre» en las luchas contra
el terrorismo, por lo que reclamó «reflexionar profundamente acerca de la necesidad de la ONU de recuperar su liderazgo para que contribuyan en la lucha contra el terrorismo, y así poder dejarle a nuestros hijos un mundo mucho mejor».

A esa voz se unieron los mandatarios de Venezuela, Nicolás Maduro; Brasil, Dilma Rousseff; Chile, Michelle Bachelet; de México, Enrique Peña Nieto; de Bolivia, Evo Morales; de República Dominicana, Danilo Medina; de Costa Rica, Luis Guillermo Solís; y de Honduras, Juan Orlando Hernández.

Alianza de paz

Maduro llamó a «construir una nueva Organización de las Naciones Unidas, para la paz».

«Creemos que en vez de estar bombardeando y bombardeado, en una lógica demencial, hay que hacer una gran alianza de paz contra el terrorismo, respetando los gobiernos soberanos de todas las regiones», enfatizó.

Asimismo, abogó por el respeto al derecho internacional. 

«No es la amenaza del uso de la fuerza lo que nos va a llevar a una paz estable, no, es el derecho internacional lo que nos va a llevar a una paz total», expresó.

En contra de las intervenciones

Rousseff cuestionó las políticas intervencionistas emprendidas por Estados Unidos en países como Irak y Siria, acciones que alejan al mundo de alcanzar la paz.

«Cada intervención militar no permite avanzar hacia la paz, sino que vemos que los conflictos se agravan con graves consecuencias humanitarias», advirtió la mandataria.

También se refirió al genocidio perpetrado por Israel en contra del pueblo palestino en la Franja de Gaza, entre julio y agosto pasado, cuando el ejército israelí asesinó a más de 2.000 personas, en su mayoría niños, mujeres y ancianos.

«La masacre sistemática del pueblo sirio y palestino nos muestran que hay cada vez más conflictos con mayor número de víctimas», puntualizó Rousseff.

Reforma del Consejo de Seguridad de la ONU

La presidenta Bachelet, al igual que su homólogo venezolano, manifestó la necesidad de reformar el Consejo de Seguridad de la ONU.

«La reforma del Consejo de Seguridad es una tarea pendiente que exige decisión política y pronta acción», dijo Bachelet indicó que esta instancia ha hecho contribuciones para abordar y prevenir crisis mundiales, «pero en muchas ocasiones, lamentablemente, el Consejo no ha sido capaz de actuar con la unidad de sus miembros».

Señaló que la inestabilidad y falta de cohesión social amenaza la paz, la seguridad, la democracia, los derechos humanos y el desarrollo mundial, no sólo de los países y sus Estados, sino también a los hombres y mujeres que los habitan.

«Creemos que hay que cuidar el principio de la integridad territorial y a la vez velar por el derecho de las minorías. Creemos que es posible una solución que evite una escalada de violencia, sanciones y tensiones que pueden extenderse a todo el planeta», dijo.

Igualmente, el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, manifestó la necesidad de que el Consejo de Seguridad prevenga la violencia y los conflictos en el mundo, y pidió establecer una cultura de paz internacional.

«A los costarricenses nos asombra cómo, invocando el principio de la soberanía, algunos de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad han imposibilitado su intervención cuando este debió haber actuado para evitar que los ríos se tiñeran de sangre», dijo Solís.

«Reiteramos nuestro llamado a los miembros permanentes de utilizar el veto especialmente en situaciones de genocidio, crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra y violaciones masivas de los derechos humanos», agregó el jefe de Estado de Costa Rica.

Operaciones de paz

Fuerzas y civiles de México participarán en operaciones para el mantenimiento de la paz de la ONU, anunció  el presidente Enrique Peña Nieto.

«Mi país está dispuesto a ser parte activa de esta transformación, está decidido a evolucionar con las Naciones Unidas», dijo Peña Nieto, citado por El Universal de México..

Precisó que «México apoya y valora las operaciones para el mantenimiento de la paz, instrumento de la ONU que ayuda a los países a superar conflictos y crear condiciones para una paz duradera mediante acciones de reconstrucción y asistencia humanitaria».

EEUU deja muerte

El presidente de Bolivia, Evo Morales, indicó la política intervencionista que mantiene Estados Unidos sobre otras naciones trae consigo la miseria y la destrucción de estos pueblos,

«La invasión a Irak (en 2003), sumado a otros hechos históricos, nos ha dejado la lección que donde intervienen Estados Unidos, deja destrucción, odio, miseria y muerte, pero también deja riquezas en manos de las transnacionales», advirtió durante su intervención ante la ONU.

Morales recordó que la invasión a Irak en 2003, bajo la supuesta denuncia de posesión de armas de destrucción masiva (que nunca se encontraron), desestabilizó a toda la región.

El mandatario cuestionó, además, las acciones terroristas contra el pueblo sirio, y el apoyo que han recibido los grupos terroristas en ese país por parte de potencias occidentales.

«Guerra contra guerra no es igual a paz, es una fórmula perversa de la muerta y la confrontación sin fin», reflexionó.

«Debemos resolver las causas estructurales de la guerra, la marginalidad, la pobreza, la ausencia de oportunidades, la exclusión cultural, política y social, la discriminación, la desigualdad, la usurpación de los territorios, el capitalismo despiadado, y la dictadura de los intereses capitales», enfatizó Morales.

Impulso económico: Fomento de paz

El presidente de República Dominicana, Danilo Medina, instó a los mandatarios presentes en la ONU a fomentar la paz, el desarrollo y convertir la salud y educación en un derecho para todos los ciudadanos.

Señaló que el impulso del desarrollo económico de las naciones permitirá lograr mejoras en la calidad de vida de sus habitantes.

Como ejemplo, indicó que en República Dominicana aún se dan «pasos firmes en la lucha contra la pobreza y la desigualdad».

 

Leer el artículo de Cubadebate aquí 

Leer el artículo de Avn aquí