Reforma Educativa: El Congreso dio el primer paso para aprobar la ley de AMLO

La Cámara de Diputados aprobó en general y en particular el proyecto de Reforma Educativa del presidente Andrés Manuel López Obrador, que busca enterrar los cambios “punitivos” impuestos por el gobierno de Enrique Peña Nieto a la Ley de Educación. “El objetivo es que garantice la educación pública obligatoria, laica, pluricultural, de calidad y gratuita, en todos los niveles escolares”, aseguró AMLO.

Con 381 votos a favor, 79 en contra y dos abstenciones, la Cámara dio media sanción y envió al senado la ley “que reforma, adiciona y deroga” diversas disposiciones de la Constitución mexicana, en línea con lo que había prometido AMLO a poco de asumir. Puntualmente, se aprobó la eliminación de las evaluaciones a maestros instauradas por Peña Nieto, como así también la contratación de maestros egresados de las normales públicas y la reinstalación de los docentes cesados “por la aplicación de evaluaciones punitivas”.

“Nunca más una evaluación ligada a la permanencia en el empleo. Ahora, se proponen evaluaciones de carácter formativo, diagnóstico e integral”, resaltó Adela Piña, diputada del partido oficialista Morena, durante el debate legislativo en la madrugada del jueves.

Además, se incluyó la propuesta de una diputada para incluir la educación sexual en los planes y programas de estudio para fomentar “conductas responsables en el ejercicio de la sexualidad y sus consecuencias, así como el respeto a la identidad y la no discriminación”.

Las modificaciones incluyen también establecer la gratuidad y obligatoriedad de la educación desde el nivel inicial hasta el superior y desaparecer un instituto para evaluar la educación creado con la reforma pasada. “Hay que mejorar la calidad de la enseñanza combatiendo la pobreza y creando oportunidades para que todos puedan estudiar”, aseguró el mandatario mexicano.

El presidente dejó por escrito también que el gobierno contará con recursos para indemnizar a familiares de maestros y luchadores sociales que perdieron la vida por oponerse a la reforma educativa, iniciativa que cuestionó por haber estado “enfocada en preservar el tipo de enseñanza en donde la educación es vista como un privilegio o una mercancía y no como un derecho de todos los mexicanos”. Para el mandatario, Peña Nieto calumnió “injustamente” a los maestros para justificar su implementación.

El siguiente paso para concretar la eliminación de la reforma educativa será la votación en el Senado de la República en donde se espera que los senadores de la oposición vuelvan a aprobar los cambios propuestos.